•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pablo Enrique Gómez, alias El Zurdo, de 23 años, fue señalado ayer por la Policía Nacional como el autor del asesinato de la estudiante Anielka Espinoza, habitante de Villa El Carmen, ocurrido el seis de julio pasado.

Lo identificaron como un delincuente común y fue capturado en el municipio de Chichigalpa.

El subdirector de la Policía, comisionado general Francisco Díaz, indicó que Gómez será acusado por los delitos de asesinato, violación y robo agravado.

Las autoridades revelaron que Gómez abordó la mototaxi que era conducida por Anielka Espinoza en el mercado del municipio de villa El Carmen y le solicitó que lo llevara al sector de Buenos Aires, en ese municipio.

“Al llegar a la finca de Waterloo, Pablo le solicita a Anielka que ingrese a un callejón (que es sobre unos cañaverales) para dejarle comida a un tío y es en ese momento donde saca un mecate, la sujeta del cuello, la arrastra sobre el camino aproximadamente unos 6.25 metros, la amarra de los pies y manos y utiliza el mecate y su faja. Posteriormente la agrede y la hiere en el cuello con una botella de vidrio y abusa sexualmente. El delincuente se retira del lugar, se le roba C$200 y tres teléfonos celulares”, determinó la Policía.

En conferencia de prensa ayer también dieron a conocer las evidencias en la escena del crimen. La mototaxi color roja placa M61933, un pantalón azul talla 10 propiedad del delincuente, el pico de botella color café y los fragmentos, trozos de hierbas con manchas hemáticas, un par de anteojos de aumento, un trozo de pulsera plateada y pedazos de gasas con manchas hemáticas.

“Tenemos ocupados dos celulares: uno marca B Mobile propiedad de la víctima, que fue ocupado a Eddy Francisco Méndez Valle; el otro celular marca Huawei propiedad de la víctima, que fue ocupado a Tamara Vannesa Flores Zapata”, señalaron las autoridades.

Otra evidencia fue la camisa roja que vestía el día que cometió el asesinato y de acuerdo con el informe preliminar del Instituto de Criminalística de la Policía Nacional, la sangre en la vestimenta coincide con el tipo de sangre de la ahora occisa.

Reacciones 

Tras conocer de la identidad del presunto criminal, los padres de Anielka Raquel Espinoza, no salían de su asombro y lo primero que preguntaban de dónde había salido el presunto asesino de su hija. 

Hasta las cuatro de la tarde, Edwin Antonio Chavarría, exnovio de la víctima, y tres cañeros capturados horas posteriores al crimen, todavía no habían sido liberados.

Los tres jornaleros que en su momento fueron detenidos como sospechosos del crimen son Daniel Santos Aragón, Manuel Salvador Marenco y Pablo Agustín Mayorga.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus