•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El abogado de Oscar René Espinoza Martínez, conocido como “El carnicero del reparto Schick”, Virgilio Flores, solicitó a la juez Tercero de Distrito de lo Penal de Ejecución de Sentencias y Vigilancia Penitenciaria de Managua, Gertrudis del Rosario Gaitán Pavón, que envíe a su cliente al Instituto de Medicina Legal para que sea valorada su salud por los médicos.

El defensor solicitará una vez más su liberación. “Sus familiares (los de Oscar Espinoza) me dijeron que él estaba mal y que incluso fue llevado al centro de salud del Sistema Penitenciario (de Tipitapa, La Modelo) para tratarlo, también solicité a la juez que envíe un suplicatorio al Tribunal de Apelaciones (de Managua), ya que en 1998 apelé del auto de formal prisión y al día de hoy (ayer) el Tribunal no me ha resuelto, lo que significa que el proceso de él sigue vigente”, aseguró Flores.

El próximo 21 de agosto de este año se cumplen 18 años de la tragedia. “El carnicero del reparto Schick” asesinó a dos niños y a la mujer que los cuidaba. 

Busca libertad

Según el abogado Flores, su cliente ya debería estar en libertad, pues ha sobrecumplido la pena impuesta por el judicial. 

“Como este procedimiento es tramitado con el Código de Instrucción Criminal y no el Código Procesal Penal porque fue bajo el imperio de ese Código, entonces en ese momento estaba una Ley de Liquidación de Pena que determinaba que si el reo trabajaba durante el proceso, se le debía conmutar a razón de tres por uno y hay casos a donde se tramita a dos por uno, con la excepción en los casos de presidio, pero él como fue detenido con prisión se le debe conmutar a razón de tres por uno porque trabajó 10 años durante los 13 años primeros”, explicó.     

En diciembre del 2009 un juez le otorgó la libertad condicional por haber presentado buena conducta. Entonces había cumplido 11 años de prisión. Pero en noviembre de 2014 a solicitud de la Fiscalía fue recapturado y enviado al Sistema Penitenciario de Tipitapa, La Modelo, ya que violó las condiciones de libertad al irse a vivir a un lugar que no había reportado a la judicial.  

Walter Polanco, tío de los niños, en declaraciones que ofreció a El Nuevo Diario en agosto de 2015  dijo que la familia aún no se recupera de la tragedia a pesar de que el tiempo ha pasado. Aseveró que el hecho marcó un antes y un después para ellos, ya que vivían en relativa calma, pero después sintieron como si un huracán arrasó con sus vidas y los dejó sin aliento.

“Nos asustamos mucho cuando salió (en libertad), para nosotros era como si anduviéramos una pistola en la frente, nos preguntábamos ¿a qué hora le causa daño a mi hermana? Que era su otro objetivo y que no lo logró por la situación a como se da en el momento”, dijo Polanco.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus