•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Menos de un mes después de que la jueza Sexto Local Penal de la capital Iveth Pineda, enviara a juicio al cirujano plástico David Páramo por homicidio imprudente, la misma judicial puso fecha a un segundo proceso en contra del médico, acusado nuevamente por negligencia médica.

Pineda se basó en un dictamen del Instituto de Medicina Legal (IML) elaborado por tres médicos, una auditoría médica realizada por el Ministerio de Salud (Minsa) y un informe de evaluación de calidad de atención médica hecha por el Silais Managua para exigir la presencia del cirujano plástico en un nuevo juicio el próximo 25 de agosto; esta vez la acusación es por lesiones psicológicas y lesiones imprudentes en perjuicio de Alison Molina. 

Los tres informes médicos antes referidos, indican que Páramo no cumplió con los procedimientos médicos para realizar la operación, que actuó de manera negligente y que en la hoja de consentimiento informado que firmó Molina, previo a la operación de aumento de bustos, no fue advertida por el médico de los riesgos que corría.

MÁS IRREGULARIDADES

En la auditoría médica del Ministerio de Salud, se indica que el cirujano plástico no vigiló a la paciente por el tiempo debido (24 o 48 horas), sino que a las tres horas después de la operación estética le dio de alta.

En la auditoría médica del Minsa también se señala como otra negligencia del galeno, el no haber registrado en el informe que dado al hospital donde le alquilaron el quirófano, la eventualidad que se le presentó con la paciente al rasgarle de manera accidental el pulmón izquierdo.

Otra prueba que la Fiscalía llevará el día del juicio es el testimonio del doctor Oscar Santamaría, cirujano del hospital privado donde se hizo la operación estética y donde Molina fue intervenida quirúrgicamente de emergencia porque en la primera operación  el doctor Páramo le rasgó la membrana del pulmón izquierdo, comprimiéndoselo y provocando que ella perdiera el 80% de su capacidad para respirar.

¿INTIMIDACIÓN?

Por su parte, el acusador particular adherido Elías Soto, reveló que este después de operar a Molina estuvo llamando a la víctima y a una hermana para intimidarlas.

Según el acusador en las llamadas telefónicas el médico Páramo responsabiliza a Allison Molina por la fallida operación estética y también le decía a su hermana que no intentaran acusarlo por los daños que causó con la cirugía estética, ya que la víctima le había firmado una hoja de consentimiento informado.

Soto señaló como consecuencia de la mala práctica médica atribuida al cirujano plástico, su representada, Allison Molina fue sometida a una cirugía reconstructiva y también recibe atención sicológica.

DEFENSA CUESTIONA

La nueva abogada defensora de Páramo, Karina Duarte, pidió que la acusación fuera rechazada alegando que su representado primero debió haber sido sometido a un proceso administrativo por una junta de médicos designada por el Ministerio de Salud.

“Todos nos equivocamos y los médicos son humanos y pueden equivocarse”, expresó la abogada.

Al concluir la audiencia, la jueza Sexto Local Penal de la capital Iveth Pineda impuso la prisión preventiva a Páramo explicando que ponerle una medida distinta sería de imposible cumplimiento para las autoridades. Esto  porque  sobre el galeno existe otro auto de prisión por la acusación donde la Fiscalía le atribuye el delito de homicidio imprudente  en perjuicio de Lizandra Jarquín quien falleció  el pasado 17 de junio  después que le hizo una operación estética y por el cual deberá enfrentar juicio el próximo 25 de julio.

La operación estética a Alison Molina fue practicada hace dos años y por la misma pagó US$2,500 al médico.

  • 23 de agosto se realizará el segundo juicio contra el doctor David Páramo, acusado de lesiones psicológicas y lesiones imprudentes.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus