•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cinco embarcaciones surcaron la bahía de Corinto.  Es 16 de julio, día de Nuestra Señora del Carmen, patrona de los marineros, que a diario salen mar adentro a buscar el sustento de su hogar y entregar la carga de pescado, que se comercializa en mercados y restaurantes.

“Hoy es día nuestro, pero no salimos a pescar.  Yo no sé si es la naturaleza, si es el cambio climático, pero esto está malísimo. Las lanchas que regresaron ayer, que siempre traen hasta 60 libras de pescado, solo entregaron 10, por eso hoy no salimos”, dijo Alberto Quintero, capitán de una lancha pesquera.

Quintero vio desde la playa la peregrinación. “Esa es una vieja tradición que había desaparecido. Fue apoyada por la empresa Alinsa y posteriormente sus mayordomos, la sustituyeron por una procesión terrestre que terminaba aquí, en el barrio de pescadores, frente al mar.

Jaime Román era trabajador de la empresa y recuerda que que la procesión salía del muelle con al menos ocho barcos y muchos pescadores. “Es bueno que rescaten esa actividad religiosa, porque están orando por nosotros,  por nuestro trabajo”, expresó.

El padre Eduardo Carrillo, párroco de la iglesia Santo Tomás Apóstol, se mostró satisfecho de rescatar esa devoción.  “El año pasado solo salió un barco, hoy se sumaron cinco, entre ellos un remolcador, dos lanchas, dos buques y casi 50 personas, porque hubo limitación con los chalecos salvavidas”, reveló.

“Una vez en el mar, lancé en nombre de Jesús un escapulario, para bendecir las faenas de tantos hombres que viven de la pesca en este municipio, también para que les proteja de los peligros, de las tormentas y que regresen con bien a sus hogares”, explicó.

El origen

Ana del Carmen Manzanares, hija del primer mayordomo de las fiestas de la Virgen del Carmen, es una de las impulsoras de rescatar la procesión acuática. “Sus hijos seguimos la tradición de mi padre, quien navegó en barcos mercantes, participó de la tradición en otros países y al regresar a trabajar como capitán en Alinsa instauró la actividad, que por años se mantuvo en este puerto. Con la carencia de barcos, la peregrinación se hacía en las calles, pero ahora la iglesia nuevamente la realiza, surcando las aguas del Pacífico”, contó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus