•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Atrás quedarán los días en los que unas seis mil familias del sector noroeste de Estelí debían almacenar agua o acarrearla en baldes desde centros comunitarios. A partir de ahora, con la finalización de un proyecto millonario para ampliar la red del servicio en 15 barrios de ese municipio, los habitantes de esa zona podrán acceder al recurso. 

La obra, que contó con el apoyo de la Alcaldía, el Gobierno central y la comunidad, estuvo a cargo de especialistas de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), entidad que perforó un enorme pozo desde donde succionan a través de un sistema eléctrico el agua para un tanque que almacena miles de galones del líquido.

La misma tuvo un costo directo de aproximadamente C$15 millones, sin tomar en cuenta el precio de los terrenos donde fue construido el pozo, ya que ha sido donado por la Alcaldía y el aporte del 10% en trabajo y dinero aportado por la comunidad.

Calidad de vida

La vicealcaldesa esteliana, Melania Peralta Ramírez, señaló que el proyecto lo ejecutaron pensando principalmente en mejorar la calidad de vida de los núcleos familiares del sector y sobre todo de los niños. En ese sentido, la funcionaria indicó que cuando el agua se ubica en recipientes muchas veces se contamina y mucho peor si estos no se tapan adecuadamente, las bacterias caen sobre esta.

Luis Aguilar, padre de familia y uno de los pobladores beneficiados, dijo que quienes sufrían más eran los niños que van a clase, porque a primeras horas de la mañana debían de bañarse con agua helada que tenían en barriles y otros utensilios.

Peralta reconoció que esta era una demanda de hace más de dos años, ya que antes el servicio de agua a puestos comunitarios solo llegaba dos horas al día y una por la noche. Ahora, con este proyecto las familias tienen agua domiciliar de forma permanente.

El proyecto

Elsa María Umaña, delegada de Enacal, en Estelí,  expuso que las obras consistieron en la perforación de un pozo, el equipamiento y la instalación respectiva.

También incluyen casi 3,000 metros de instalación de tuberías de distintos grosores y el establecimiento del servicio domiciliar a cada una de las familias.

La ubicación del pozo también es privilegiada porque al quedar en altura no corre el riesgo de que sea contaminada el agua que facilita. 

Reciemente, Enacal ha invertido en la construcción de otro pozo en la parte periférica suroeste de la ciudad con la que se abastece de agua a otros 15 barrios. En 2014  se rehabilitó un pozo en el sector noreste que había sido abandonado en 1998.

  • 50 por ciento de los fondos fueron aportados por Enacal. El resto provino del presupuesto municipal y la comunidad.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus