•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hasta ahora, Centroamérica ha visto los toros de largo con el tema brexit, es decir, la salida del Reino Unido de la Unión Europea, que podría hacerse efectiva en un período de dos años.

El analista de la firma EY Héctor Arcia explica en esta entrevista que la región debe estar “atenta” a eventuales shocks que podrían sufrir las grandes potencias, como Estados Unidos, porque es en ese momento cuando Centroamérica empezaría a sentir, indirectamente, los efectos del brexit.

¿Qué pierde Centroamérica con la salida del Reino Unido de la Unión Europea, tomando en cuenta que representa solo el 1.37% de las exportaciones de la región?

La relación comercial entre los países de la región con el Reino Unido no se vería afectada, los términos comerciales deberían mantenerse, así como el volumen de exportaciones hacia ellos. Lo cierto es que la región y los principales líderes económicos deben prestar atención a eventuales “shocks” que puedan presentarse en el resto de las grandes economías, como Europa y Estados Unidos, principalmente el segundo, que al ser el mayor socio comercial de nuestra región sí podría afectarnos variaciones en su moneda o tipos de interés. Aunque de momento es poco probable un gran ajuste.

El año pasado, las exportaciones de Centroamérica al Reino Unido sufrieron una caída del 8% y las importaciones crecieron el 11%. ¿a qué se debe?

Según datos de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana, el año pasado las exportaciones de la región hacia el Reino Unido cayeron en un 8%. Sin embargo, las exportaciones en general también tuvieron una baja de un poco más del 7%, liderado principalmente por socios comerciales de mayor peso, como Estados Unidos, que representa el 30% de nuestras exportaciones y tuvo una contracción del 4.5%.

En un análisis elaborado por ustedes indican que en el corto plazo habrá un impacto financiero nulo, pero advierten de cambios en los temas arancelarios y en la calidad de bienes y servicios intercambiados. ¿cuál es el peligro que corre la región en ese tema?

Más que verlo como un peligro es importante estar alerta de eventuales riesgos ante cambios en las exigencias comerciales del Reino Unido para con los bienes o servicios que importen de la región. De momento las condiciones se mantienen, pero hay que estar atento a cualquier cambio comercial y principalmente en productos tradicionales, que son los que principalmente le exportamos a ese país.

¿De Centroamérica, cuál es el país que podría ser más afectado?

Costa Rica es el país que más exporta hacia el Reino Unido. De momento, y como indica el Banco Central, “es previsible que las implicaciones directas sean pocas”, pero sí enfatizan en la necesidad de ser vigilantes ante volatilidades de mercados internacionales a raíz del “brexit”.

La región se está redirigiendo hacia una economía basada en servicios. El proceso hacia esto ha sido paulatino”. Héctor Arcia,  Analista de Mercados de EY Centroamérica, Panamá y República Dominicana.

¿La región debe tomar esta situación como una buena oportunidad comercial, tomando en cuenta que hay una balanza comercial positiva con el Reino Unido?

La región debe mantener sus relaciones comerciales con el Reino Unido, buscar nuevas alianzas y diversificar en los productos comerciados. La oportunidad es más allá de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, es una relación comercial con una nación desarrollada, la cual traería beneficios no solo comerciales, turísticos, sino de otras índoles y es allí donde la región debe continuar enfocando esfuerzos.

Mientras pasan los dos años en los cuales se espera la salida del Reino Unido de la Unión Europea, ¿cuáles son los pasos o acciones comerciales y políticas que debe tomar Centroamérica para aprovechar el mercado británico?

Estrechar relaciones vigentes y buscar nuevas oportunidades, en este apartado es indispensable un trabajo conjunto de gobierno con el sector privado. Y como se ha indicado, seguirle el pulso a cualquier cambio y hacer ajustes necesarios para mantener lazos comerciales.

La región sigue exportando productos primarios al Reino Unido (bananas, café, piña, langostas…), ¿Hay acciones para revertir eso y empezar a vender productos elaborados?

La región se está redirigiendo hacia una economía basada en servicios. El proceso hacia esto ha sido paulatino y ha respondido a mejoras en calidad de la mano de obra, la apertura a este tipo de servicios hacia el Reino Unido ha sido gradual y ya existen compañías del Reino Unido que invierten en nuestra región y compran nuestros servicios.

A nivel macro, el brexit ha provocado una baja en el precio del petróleo. ¿Es un efecto colateral positivo para la región centroamericana?

Definitivamente la baja en los precios del petróleo reduce la factura importadora de hidrocarburos. Este efecto paralelo es positivo y más perceptible por los ciudadanos, de igual modo los bajos precios tienen un buen tiempo por lo que el efecto brexit no es un diferenciador. Las variaciones más fuertes responden a su composición de mercado más que a este efecto político.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus