•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las matemáticas han llevado a Mauricio Rodríguez Gutiérrez a países como Tailandia, China, Costa Rica, Puerto Rico y El Salvador. El pasado 15 de julio ganó una medalla de bronce en las Olimpiadas Internacionales de Matemáticas celebradas en Hong Kong, convirtiéndose en el primer nica que gana una medalla en esa competencia, donde el país participa desde 1987.

Antes Nicaragua solo había logrado menciones honoríficas.

“Llevar el nombre de Nicaragua en el exterior representa un honor y una responsabilidad muy grande, pero se siente bien. Hace que uno se esfuerce aún más para obtener un buen resultado y dejar el nombre de tu país en alto”, comparte Rodríguez Gutiérrez.

Con tan solo 18 años de edad, el joven ha ganado otras medallas de bronce en competencias regionales: Olimpiadas Centroamericanas de Matemáticas en 2014 y 2015, y las Olimpiadas Iberoamericanas del año pasado. Sin embargo, dice que esta última medalla en Hong Kong es la más importante de su colección.

Desde 2012 ingresó a la Academia Sabatina de Jóvenes Talento, financiada por la Fundación Uno, y forma parte del equipo olímpico. Por eso fue seleccionado para acudir a Hong Kong. Por más de un año se preparó para la competencia y fue en el Colegio Pierre y Marie Curie  donde estudió becado y se graduó, el 17 de junio. Además fue quien se encargó de asumir el costo del boleto de viaje del joven.

No pretende parar. Desde ya se prepara para participar en las Olimpiadas Iberoamericanas del próximo año, que se realizarán en Chile.

Su pasión por las matemáticas le surgió desde pequeño y siempre han sido una de sus fortalezas.

“Antes me ponía a estudiar solo en la casa con mis libros, pero cuando entré a la Academia Sabatina de Jóvenes Talento me tuve que esforzar aún más. Ahí las matemáticas me empezaron a costar bastante, algo que nunca me había pasado, pero valió la pena porque desarrollé las habilidades para resolver problemas más complejos”, explica.

NO ES COMO EN EL COLEGIO

Gutiérrez afirma que recibir una clase de matemáticas en el colegio es completamente diferente a participar en una olimpiada internacional. Refiere que en la mayoría de los problemas de las olimpiadas lo que piden es hacer demostraciones, no se trata de cálculos o resoluciones de ecuaciones. Va más allá.

“Los temas que más se aplican en una olimpiada son relacionados con la geometría y en los colegios lo que más se imparte es álgebra y debería haber un balance entre las dos”, sugiere.

Durante las Olimpiadas Internacionales de Matemáticas los participantes deben resolver seis problemas con valor de siete puntos cada uno. El que logre superar 15 puntos de los 42 totales se asegura una medalla de bronce.

Mauricio Rodríguez resolvió dos problemas de forma completa y le sacó dos puntos a otros ejercicios, lo que fue clave para asegurar la medalla. Los participantes deben resolver tres ejercicios por día con un tiempo de cuatro horas y media. 

“Siento que los problemas se podían resolver perfectamente, pero lo difícil fue vencer el tiempo.

El primer problema lo resolví en una hora y media y me quedaban tres horas para resolver los otros dos del primer día. Recuerdo que ya cuando llegué al tercero lo trabajé, pero no llegué a nada útil”, dice.

El segundo día de competencia cuando estaba resolviendo el cuarto problema, Rodríguez relata que lo hizo de una forma muy larga por falta de concentración. "Si lo hubiera hecho más corto, me habría dado más tiempo para resolver los otros”, reflexiona.

Aún no sabe qué carrera estudiar, de lo que sí está seguro es que escogerá una en la que combine la matemática y ciencias, como la física y la química.

Desde niño ha sido muy aplicado. Cuando regresaba del colegio hacía sus tareas y luego estudiaba matemáticas con la ayuda de libros en inglés y español. 

Es un joven muy religioso y sus tiempos libres los utiliza para leer. También le gusta jugar videojuegos, pero solo lo hace cuando hay energía en su casa, donde el suministro les llega gracias a paneles solares. Los días lluviosos y nublados los paneles no cargan del todo bien, lo que provoca que se queden sin energía eléctrica.

Desea apoyar en la preparación a los jóvenes que representarán a Nicaragua el próximo año.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus