•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En un caso inédito que quedará como antecedente y advertencia para aquellos nicaragüenses que se dedican a hacer llamadas hostigosas a los números de socorro, la jueza María José Morales, titular del Juzgado Segundo Local Penal de Managua, declaró culpables a la pareja de capitalinos acusada de realizar llamadas falsas a la Policía Nacional.

Everth Antonio Vanegas Pulido, de 40 años y Reina María López, de 38 fueron condenados por el delito de llamadas falsas a la Policía, Bomberos y cuerpos de socorro en perjuicio del Estado nicaragüense.

Por ello, la judicial los sentenció con el pago de  C$1,000 (C$500 cada uno) como castigo por realizar 850 llamadas falsas al número de emergencia 118 de la Policía Nacional. 

La pena máxima por este delito es de 30 días multa y fue solicitada por el representante de la Procuraduría General de la República (PGR), Carlos Pérez Castrillo. 

No obstante, el abogado defensor de la pareja, William Ruiz, solicitó la pena mínima, petición a la accedió la jueza Morales. El motivo de la decisión de aplicar solo 10 días multas obedece a que la pareja es de escasos recursos. 

“Esas llamadas falsas obligan al telefonista a movilizar a la Policía Nacional para atender el supuesto llamado de emergencia, saturando de esa forma las líneas del 118, obstruyendo la labor que realiza la Policía Nacional como es la de brindar seguridad a la ciudadanía en general”, consideró la judicial.

ANTECEDENTE 

Pérez Castrillo dijo que la PGR se siente satisfecha con el fallo de la judicial, ya que aportaron las pruebas documentales y testificales necesarias para demostrar la culpabilidad de los acusados y el daño que causaron a la Policía y población en general.

“Esto es más que una broma, esto afecta el socorro necesario que las verdaderas llamadas necesitan, es decir, esto viene a entorpecer la función de la Policía en el resguardo de nuestros propios derechos… ustedes escuchan a veces a personas que se quejan de la Policía, pero efectivamente se debe a personas que distraen el actuar policial, en este sentido creo yo que se sienta un precedente, no para decir que estas son inescrupulosas, sino para sentar un precedente de aquí en adelante para que tomemos conciencia de que le estamos haciendo un mal a nuestra propia sociedad”, dijo el procurador.

SE DECLARA INOCENTE

Al finalizar el juicio, la acusada Reina López tomó la palabra y aseguró ante la judicial ser inocente, ya que el teléfono celular utilizado para hacer las llamadas se lo habían robado hace un buen tiempo y que el chip del mismo lo compró en el mercado, por lo que es imposible que estuviera registrado a su nombre.

“Soy una mujer trabajadora que me mantengo ocupada, usted ya tiene mi reporte de entrada y salida, a la hora que yo entro es prohibido tener un teléfono en mi centro de trabajo, desde que yo llego no llego a hacer las miles de llamadas que dicen que hice; somos inocentes”, aseguró López.

El abogado defensor de la pareja dijo que apelarán ante la instancia correspondiente la sentencia de la judicial. Previo a la decisión de la juez, alegó que en el caso cabía la duda razonable en favor de sus defendidos porque la PGR no pudo probar que los condenados eran quienes hacían las llamadas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus