•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En medio de tensiones y con casi una hora de retraso, fueron llevados al banquillo de los acusados los pediatras Cristian José Berríos y Lesbia Xiomara Guillén, quienes enfrentan un proceso judicial por supuesto homicidio imprudente y negligencia médica en perjuicio de una niña de 13 meses de nacida.

Durante los alegatos de apertura del juicio, la fiscal auxiliar Yaosca Balladares anunció que probarán que los médicos actuaron negligente e imprudentemente  “porque hubo un inadecuado manejo” de la paciente,  lo que derivó en su muerte.

En ese sentido, la fiscal dijo que en el expediente de la niña ni siquiera escribieron si le tomaron  manual o mediante aparatos la temperatura,  presión arterial o palpitaciones, tampoco la dosis y cómo diluyeron la medicina que la aplicaron a la pequeña.

Según la Fiscalía tampoco entubaron oportunamente a la pequeña cuando sufrió el edema pulmonar que fue la causa principal de la muerte. 

“Es ahí donde los acusados incurrieron en delito”, dijo la fiscal, quien señaló que Guillén habría empleado procedimientos inadecuados para tratar a la víctima cuando la piel le cambio de color (cianosis) y convulsionó.

Según los alegatos de la Fiscalía, Berríos actuó negligentemente “por no tomar acciones que revirtieran los daños” que la sobredosis tuvo en la niña,   aunque ordenó que la entubara  para respirar, pero dicha acción fue tardíamente.

Pasadas las siete de la noche se decidió suspender el juicio por falta de testigos de ambas partes. El proceso será retomado el próximo 28 de julio. 

MARCHA

Previo y durante el proceso, varios trabajadores de la salud de Estelí se manifestaron con pancartas en apoyo a los médicos acusados de negligencia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus