EFE
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La organización no gubernamental Niños Trabajadores de la Calle (Nitca) fue galardonada ayer con el quinto premio franco-alemán de Derechos Humanos que otorgan anualmente las embajadas de Alemania y Francia en Nicaragua.

Alemania y Francia también brindaron un reconocimiento especial a la Fundación Vida Nueva, que fue finalista del premio, por transformar la mentalidad de jóvenes que antes eran transgresores de las leyes en uno de los barrios considerados más peligrosos de Managua, el "Jorge Dimitrov", ubicado detrás de la sede central de la Policía Nacional.

Nitca mereció el premio por el trabajo que realiza con los menores de edad del barrio Laureles Sur, al sureste de Managua, uno de los más populosos de la capital nicaragüense.

La ONG trabaja con niños trabajadores de la calle para "sacarlos de esa inmundicia, el malcomer, decirles que ellos merecen el derecho a estudiar, a la nutrición, a la salud", explicó la fundadora de Nitca, Rosa Capella, al recibir el galardón.

Como resultado de ese trabajo, niños de Managua que fueron sacados de las calles hoy son profesionales exitosos, afirmó.

El embajador de Francia en Nicaragua, Frédéric Basaguren, anotó que las necesidades que cubre esa organización en Managua, así como los atentados que sufren los países de Europa, "constituyen un recordatorio de que ningún país está a salvo de la violación a los derechos humanos".

Por su parte, la embajadora de Alemania, Ute König, destacó que los derechos humanos son tan fundamentales, que forman parte esencial de la Constitución alemana, y defenderlos "es una tarea tan difícil como importante en todos los países".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus