Róger Olivas
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua monseñor Silvio José Báez, dijo a El Nuevo Diario que los directores de los colegios deben estar atentos para que no ocurran abusos indecorosos contra estudiantes de la capital y resto del país.

Báez quien participó en el Congreso Nacional de la Federación Nicaragüense de Escuelas Católicas de Nicaragua (Fenec) realizado el viernes en Managua reiteró que los directores deben estar vigilantes para que este tipo de casos no se repitan. 

“De parte de la Iglesia hay una absoluta condena y  una tolerancia cero frente a este tipo de casos, cuando son personas directamente implicadas en la labor de la Iglesia católica es condenable absolutamente”, indicó el Prelado. 

Manifestó que se está creando una conciencia cada vez mayor de cuidar a los niños y jóvenes para que no sufran lo que calificó como crímenes atroces. 

Desde septiembre del año pasado se ha conocido de cuatro casos de abuso sexual en diferentes colegios del país. El más reciente fue divulgado esta semana con la denuncia en contra del profesor Henry Cáliz, de una escuela de las Aldeas S.O.S. quien según la Fiscalía acosaba sexualmente a una menor de 10 años. 

Todos vulnerables

El padre Adrián Guerrero, director del Colegio Calanzans y presidente del Fenec tras lamentar los hechos dijo que ninguna escuela, incluidas las católicas están exentas de estos problemas y están conscientes de cómo abordar este tipo de casos, cuando existen indicios. 

“Tenemos comunicación como Federación con el Ministerio de Educación a través de una oficina que nos atiende en la medida que lo necesitemos, y cuando ellos o el Mined reciben alguna queja o problema vienen directamente donde nosotros”, afirmó Guerrero. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus