Uriel Velásquez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Reserva de Biósfera Indio Maíz está siendo invadida por colonos procedentes de diferentes partes del país, con el propósito de realizar actividades ganaderas —lo que incrementa la frontera agrícola—, corte y venta de madera. Otros con el interés de apropiarse de terrenos y vivir en el territorio, según Aldric Beckford Dearing, miembro de la junta directiva del gobierno territorial rama kriol.

“Lo que más tememos es que nos pase lo mismo de Bosawas, donde están terminando con las zonas verdes, es un ecocidio ambiental. Tenemos ese espejismo y por eso llamamos a las autoridades competentes que ya tienen conocimiento de la situación para incrementar las medidas de seguridad y vigilancia en la zona”, denunció Beckford, quien también es presidente del gobierno comunal de Graytown.

Los guardabosques han hecho 195 observaciones de actividad ilegal dentro de Indio Maíz, incluyendo despale, cacería, envenenamiento de ríos y más, dio a conocer el Gobierno Territorial Rama Kriol, en un comunicado.

Según los indígenas, la mayoría de las actividades ilegales registradas se encuentran en la zona núcleo de la reserva, que en total mide 2,639.8 kilómetros cuadrados. 

"Todavía estamos a tiempo. Si las autoridades territoriales y nacionales nos unimos, podemos evitar un desastre mayor", concluyó el líder comunal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus