•   Nueva York, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El expresidente de la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut), Julio Rocha, arrestado por el escándalo Fifagate, tiene que presentarse el próximo miércoles 3 de agosto en la Corte del Distrito Federal de Estados Unidos, en Nueva York, a una audiencia donde se establecerá el calendario de proceso que se le aplicará sobre las acusaciones que el gobierno norteamericano ha hecho en su contra por actos de corrupción.

Rocha, quien se encuentra extraditado en Estados Unidos desde el 18 de mayo de este año y con un grillete electrónico en uno de sus tobillos para  monitorear sus movimientos mientras llega su juicio, pagó una fianza de US$1.5 millones para gozar de arresto domiciliario. 

El expresidente de la Fenifut, quien pasó apuros en cuatro ocasiones para mantener su libertad condicionada al no poder reunir todo el dinero que la Corte de Nueva York le exigía para que gozara de este beneficio, fue arrestado el 27 de mayo de 2015 en un lujoso hotel en la ciudad de Zúrich, Suiza, donde la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) celebraba su congreso anual. En ese país europeo, Rocha pasó un año en la cárcel antes de ser extraditado a Estados Unidos.

INVESTIGADO DESDE 1991

Al exdirigente del futbol nicaragüense, el gobierno estadounidense le empezó a monitorear sus pasos desde el año 1991 hasta el día de su arresto. Según el gobierno federal norteamericano, el expresidente de la Fenifut y exdirector de la Oficina de Desarrollo para países hispanos de la Confederación de América del Norte, Central y del Caribe (Concacaf) aprovechó su posición como dirigente del futbol internacional para enriquecerse ilícitamente al dar exclusividad a empresas comerciales, y a canales televisivos y radios deportivas, quienes trasmitieron juegos de la Copa de Oro de Concacaf y la Copa Mundial de FIFA por muchos años.

Además, a Rocha se le acusa de haber sido partícipe en dos transacciones monetarias. La primera de US$150,000, la cual estaba a su nombre. El segundo giro de US$88,000 a nombre de la Fenifut. Ambas transacciones se hicieron en el año 2011, y ocurrieron entre los meses de abril y mayo.

Según la investigación, todos los movimientos de corrupción se iniciaron en territorio estadounidense a través de bancos norteamericanos. El gobierno federal tiene en su poder más de 6 millones de documentos que comprueban las acusaciones en contra de Rocha y ocho exmiembros más de la FIFA, los cuales también tienen audiencia en el mes de agosto.

Adicional a todos los documentos que se encontraron en contra de los implicados en el escándalo Fifagate, la justicia norteamericana recientemente recolectó 5 millones de documentos electrónicos, los cuales se obtuvieron a través de cuatro búsquedas que se llevaron a cabo el año pasado, documentos que servirán como prueba en contra de los acusados.

"Cuando los líderes de una organización recurren a engañar a los propios miembros de que se supone que representan, deben ser castigados por la ley. La corrupción, la evasión de impuestos y lavado de dinero ciertamente no son las piedras angulares del éxito de cualquier negocio”, resaltó en un comunicado de prensa James B. Comey. director del FBI y quien estuvo a cargo de las investigaciones junto con el Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus