•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos unos 500 riferos que trabajan en el mercado Oriental de Managua mueven cada uno C$600 al día, que se traducen en un estimado anual de C$108 millones, según dirigentes del gremio. 

Ana Guadalupe  Rodríguez, presidenta de la Cooperativa de Vendedores de Rapirifa, ubicada en el centro de compras, cuenta que el negocio comenzó en ese centro de compras hace unos 30 años bajo el nombre Cromo y que con el tiempo comenzaron a variar su sistema de juegos, guiándose con los números premiados en los diferentes sorteos de la Lotería Nacional.

EN LOS BARRIOS

En los barrios de la capital también corren las rifas. A pie o en bicicletas otros 500 riferos colocan números.

En general, lo que ofrecen los riferos es la posibilidad de ganar dinero al instante. Por cada 5 córdobas, devuelven a sus clientes 72 veces lo invertido. 

Así por ejemplo, alguien que en un día de suerte compra X número con C$5 recibe C$350.

Una rifera de un barrio capitalino que pidió no ser identificada aseguró que en ocasiones pagan hasta C$50 más que la lotería electrónica.

“Si un cliente me monta (compra) con C$130 un número y me gana yo le pago C$10,000", indicó Rodríguez. 

DISPUTA LEGAL

Actualmente, siete personas que se dedican a realizar rifas en diversos barrios y mercados de la capital enfrentan un juicio por el delito de utilización comercial de marcas y patentes en perjuicio de la Loto y de la Lotería Nacional por un monto de C$10.8 millones, ya que estos utilizaban la plataforma de estas empresas y sus marcas para realizar sus sorteos.

“Sí usamos la plataforma de Loto Diaria, pero también le compramos a ellos”, justifica Ana Guadalupe Rodríguez, presidenta de la Cooperativa Rapirifa, al ser consultada sobre la acusación por competencia desleal y usurpación de marcas que interpuso Loto  contra sus compañeros.

Rodríguez alega  que ellos ya estaban en el mercado local cuando Loto comenzó a funcionar hace cinco años, pero también reconoce que por desconocimiento utilizaron los talonarios y sistema de juego de la empresa que se declara perjudicada.

Por su parte, Eveling Araica, vicepresidenta de la cooperativa Rapirifa, pide consideración a la empresa. Expone que la mayoría de los afiliados a la cooperativa son madres solteras que con la venta diaria de rifas sacan adelante a sus hijos.

JUICIO SUSPENDIDO

La jueza Nalía Úbeda, titular del Juzgado Tercero Local Penal de Managua, por segunda ocasión reprogramó la audiencia preparatoria para inicio de juicio. 

Los acusados en este caso son Jaime José López, Alba Luz Hernández, José Napoleón Leiva Mora, Cristian de los Ángeles Guadamuz, Lesbia de la Concepción Muñoz, Yaoska del Carmen Castillo y Jairo Anderson Durán.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus