•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El IV Comando Militar del Ejército de Nicaragua retuvo ayer en la zona fronteriza con Costa Rica a 56  inmigrantes africanos y seis haitianos que viajaban ilegalmente a Estados Unidos, con lo que la cifra de este año llega a las 2,507 detenciones de extranjeros que transitan ilegalmente en Rivas.

El coronel Alberto Larios, jefe del  comando militar, señaló que los indocumentados ingresaron a Nicaragua por puntos ciegos en la frontera de Peñas Blancas  y continuaron su recorrido  por áreas rurales y matorrales.

Las autoridades, agregó, retuvieron a los extranjeros en dos operativos y los devolvieron a territorio costarricense.

Uno de los operativos ocurrió a las 11:00 p.m. del martes en el sector norte de la comunidad  de Sapoá, municipio de Cárdenas, “donde fueron retenidos 47 indocumentados de la República del Congo, uno de  Ghana y seis de Haití, y la mañana de este miércoles en un segundo operativo logramos detener a otros ocho congoleños, que transitaban por el sector de Nacascolo, en San Juan del Sur”.

Asimismo, la Policía retuvo a los nicaragüenses Freddy Montiel Busto y Francisco Javier Montenegro, a este último las autoridades le encontraron US$9,085 que presuntamente serían utilizados para pagar el traslado de los inmigrantes.

“Se presume que un vehículo venía al sector fronterizo para  trasladar a los 56  inmigrantes (africanos) hacia el norte del país y se está determinando si el dinero ocupado a Montenegro sería utilizado para pagar a la red de coyotes, porque él venía por puntos ciegos y en Peñas Blancas tenía estacionada una camioneta con placas de Managua”, comentó.

MÁS DE 600 INDOCUMENTADOS

En julio el Ejército de Nicaragua ha detenido a 674 indocumentados que ingresaron por la frontera sur, de los cuales 486 son de origen africano, 94 de Haití, 69 asiáticos y 25 cubanos.

Larios destacó que en lo que va del año han detenido a 2,507 extranjeros en el departamento de Rivas.

Además, destacó que algunos de ellos han intentado cruzar la frontera hasta en cuatro ocasiones.

Producto de los operativos, un soldado del IV Comando Militar falleció ahogado el 16 de julio cuando intentó cruzar la parte sur del río de Sapoá para seguir los rastros de un grupo de indocumentados africanos, indicó Larios. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus