•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua y Costa Rica acordaron ayer restablecer una mesa de diálogo bilateral en temas concernientes a la seguridad fronteriza, la lucha contra el narcotráfico, el crimen organizado, la delincuencia común y el contrabando de bienes, tras una reunión de representantes oficiales de ambos gobiernos  celebrada en la Cancillería nicaragüense.

Luis Gustavo Mata Vega, ministro de Seguridad Pública de Costa Rica, encabezó una delegación integrada también por Alan Solano, director de la Policía de Control de Drogas; Juan José Andrade, director de las Fuerzas Públicas; y Alan Obando Flores, director de la Policía de Fronteras de Costa Rica. 

Por Nicaragua presidieron la reunión  Denis Moncada, ministro asesor del Presidente de la República para Políticas y Asuntos Internacionales; el comisionado mayor Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional, y delegados del Ejército de Nicaragua.

Consideramos que hoy fue un día productivo por esta reunión bilateral”. Denis Moncada.

En la reunión se estableció programar una primera mesa de diálogo para abordar específicamente los asuntos relacionados con la seguridad, el contrabando, el crimen organizado y el narcotráfico. La fecha y el lugar de este encuentro quedó por definirse. Mientras tanto, comisiones de ambos países trabajarán en los borradores de la agenda.   

El tema de los migrantes de distintas nacionalidades varados en la frontera tica con Nicaragua no será abordado en esta mesa bilateral de diálogo.

“Costa Rica había planteado tocar también el tema de los migrantes. El planteamiento de Nicaragua ha sido claro y específico en cuanto a que ese es un tema que no lo tocaremos como punto de agenda. Es un punto delicado en el que Nicaragua ha dejado claramente su posición en meses anteriores, es un punto sensible, nos preocupa, pero el país ha establecido su posición”, dijo Moncada al finalizar el encuentro.

En tanto, Mata Vega no descartó que más adelante este asunto de los migrantes pueda entrar en la mesa de diálogo. 

“Quedó muy claramente definido que en la primera mesa no se va a tocar (el tema de los migrantes). Habría que ver si en otras se abordará el asunto. Aquí se trata de empezar a hablar. Veo esto como el inicio de un diálogo más profundo, el inicio para crear una agenda de seguridad para ambos países, que nos dé la posibilidad de crear operaciones conjuntas para ser más contundentes contra el crimen organizado”, sostuvo Mata Vega. 

Sobre el tráfico de migrantes, Mata Vega dijo que “se advierte la expansión o crecimiento de organizaciones criminales dirigidas concretamente al coyotaje o trasiego de personas por nuestra región. Trabajar como bloque entre ambos países será fundamental para poder dar respuesta a este problema”, dijo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus