•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La primera comisionada Aminta Granera Sacasa, directora general de la Policía Nacional, dijo que no descansarán hasta esclarecer el crimen ocurrido a las 10:30 p.m. del miércoles en la ciudad de Boaco. “No vamos a descansar ni vamos a escatimar esfuerzos para encontrar a los autores de este cobarde crimen, donde quiera que estén los buscaremos, hasta que sean entregados a la justicia”, aseguró la jefa policial, quien no ofreció detalles acerca de la investigación del crimen. 

Manifestó que el fallecimiento de Miranda, fundador de la Policía Nacional, quien fungió como oficial operativo en 1979 en la ciudad de León y ocupó importantes cargos en todo el país, hasta desempeñarse como jefe departamental de la Policía Nacional en Boaco, causa dolor a las filas policiales, pero la autoridad no está débil, no tiene miedo y tiene más razones para seguir trabajando de forma incansable para que el pueblo viva feliz. 

“Fortaleceremos la lucha contra las bandas delincuenciales y grupos criminales que pretenden llevar inseguridad, dolor y muerte a las familias nicaragüenses. No nos va temblar la mano a la hora de actuar frente al delito, por el contrario, quienes pretendan atentar contra la vida e integridad de las personas conocerán una respuesta oportuna, eficaz y contundente”, expresó la primera comisionada Granera. 

La Policía Nacional ascendió a comisionado general póstumamente a Buenaventura Miranda Fitoria, y le entregó la Medalla al Mérito Cristian Munguía en Primera Clase a sus familiares.

SEGUIR LA LUCHA 

El presidente Daniel Ortega, tras dar su pésame a Ana Mercedes Reyes Baltodano, viuda del comisionado general Miranda Fitoria, y a otros familiares que asistieron al homenaje, dijo que el oficial seguirá acompañando a la policía, tal como lo hizo desde su juventud, cuando se integró a sus filas. 

“Tenemos un alto índice de seguridad, reconocido en todo el planeta, pero estamos convencidos que la seguridad no es total, hay que luchar continuamente contra aquellas fuerzas organizadas, como el crimen organizado, las bandas delincuenciales, que acosan a las familias nicaragüenses”, dijo el mandatario.

El presidente agregó que la unidad de los nicaragüenses con la policía y el ejército ha sido determinante en la batalla de la defensa de la paz de toda las familias. 

"No logramos todavía evitar que se produzcan crímenes, delitos, pero se ha logrado ir reduciendo el índice de criminalidad, pero no podemos estar sastifechos mientras familias nicaragüenses estén siendo afectadas criminalmente por las diferentes manifestaciones del delito", afirmó el presidente. 

Ortega, quien reiteró también que no hay que conformarse con el hecho de haber alcanzado la estabilidad y la paz, sino que estas deben consolidarse.

ULTIMADO A BALAZOS La escena del crimen

El jefe departamental de la Policía Nacional de Boaco, en vida comisionado mayor Buenaventura de Jesús Miranda Fitoria, falleció la noche de este miércoles, tras recibir dos impactos de bala en la cabeza por parte de un sujeto encapuchado, quien salió huyendo despavorido.

La policía investiga el asesinato. 

DUELO 

El cuerpo fue velado por unas horas en la delegación policial de Boaco, donde las banderas se encuentran a media asta, en señal de duelo y luto, posteriormente el féretro fue trasladado a su casa de habitación, en el Barrio Santa Isabel, donde vivía con su esposa Ana Reyes y sus dos menores hijas.

Ayer jueves, el cuerpo del comisionado, tras recibir el homenaje póstumo en el edificio Faustino Ruiz, en Plaza El Sol, Managua, fue trasladado de regreso a Boaco en una caravana, donde será velado.

El alto oficial era originario de  esa ciudad, y se había ganado el aprecio de la comunidad, al igual que en los otros departamentos donde realizó su labor policial durante 37 años al servicio de la Policía Nacional, donde será recordado como el comisionado Fitoria.

Población consternada 

REACCIÓN • La población local está de luto por el asesinato del jefe departamental de la Policía Nacional en Boaco, comisionado Buenaventura de Jesús Miranda Fitoria, tras recibir dos impactos de bala en la cabeza por parte de un sujeto encapuchado, quien salió huyendo.

Mediante un bando municipal, la alcaldesa Karla Yahoska Peña declaró tres días de duelo en el municipio y se suspende todo tipo de actividades y eventos públicos, por el fallecimiento del Hijo Dilecto de Boaco, quien recibió la medalla en oro de la el orden Padre José Nieborowski, durante el acto central del 119 aniversario de la ciudad de dos pisos.

Miranda Fitoria brindó 37 años de su vida al servicio de la comunidad nicaragüense, en la delegación de Carazo durante 12 años, dos años en Boaco y en Chontales.

La boaqueña Nancy Jarquín Solano expresó que “este lamentable hecho nos enlutece, porque nació, creció y corrió por estas calles, luchó por este pueblo, su pérdida deja  dolor y un vacío en su familia, la institución y en los que lo conocimos”.

Enrique Robledo, presidente de la cooperativa de taxis de Boaco, dijo que hay consternación en todos los sectores del departamento. “Esta tragedia enluta al municipio porque era nato boaqueño, y se rumoraba que estaba próximo a su retiro de la institución policial. Nos apoyó decididamente en el esclarecimiento del asesinato del cadete Emilio López, por eso, como pobladores y sector taxista, estamos consternados”,concluyó.

El cuerpo fue velado por unas horas en la delegación policial de Boaco, posteriormente el féretro fue trasladado a su casa de habitación, en el Barrio Santa Isabel, donde vivía con su esposa, Ana Reyes, y sus dos hijas menores.

Despedida de Buenaventura Miranda Fitoria

10:30 pm del miércoles llega a su casa, en cuyas cercanías es ultimado a balazos.

4:32 pm del jueves, Miranda recibe un homenaje póstumo de parte de la Policía Nacional y el presidente Ortega.

5:22 pm del jueves, sus restos parten en caravana hacia la ciudad de Boaco, donde será sepultado. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus