•   Boaco, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“¡Mataron a Calentura!” dijo asustado y temblando uno de los jóvenes que presenció el asesinato del comisionado mayor Buenaventura Miranda Fitoria, jefe de la Policía de Boaco, a quien llamaban así en la ciudad. Este de inmediato caminó hacia la vivienda del señor de iniciales J.C.H, y juntos vieron  a un joven con un suéter café oscuro, bajo y delgado caminaba apresuradamente por la zona,  siendo ahora uno de los señalados por la población de ser el principal sospechoso del crimen. 

Miranda, quien desde hace dos años ocupaba la jefatura de la Policía de Boaco, fue asesinado este miércoles mientras parqueaba su camioneta frente a su casa ubicada en el barrio Santa Isabel. El identikit del atacante.

El señor  de iniciales J.C.H dijo que el sospechoso supuestamente estuvo esperando sentado a metros de la vivienda del comisionado Miranda a que estuviera solo para asesinarlo.

Te interesa: Divulgan identikit del presunto asesino de jefe policial de Boaco

"Este hombre llevaba puesto un gorro por eso no le distinguimos la cara, llevaba las manos metidas en el suéter y no miraba hacia los lados. La hija del comisionado que tiene unos siete años decía ayuden a mi papito, síganlo (al supuesto asesino) pero a nosotros nos dio miedo", expresó el testigo.

Este agregó que el sujeto se desplazó de la vivienda del comisionado Miranda dos cuadras arriba y después hacia el sur, y que al doblar una niña logró verle el rostro. Supuestamente era esperado por otros sujetos en una camioneta.

La mañana del viernes, la Policía Nacional difundió el identikit del sospechoso del crimen. Según la descripción oficial, el supuesto asesino es un hombre de entre 20 y 25 años de edad; tendría una estatura de 1.60 metros; su piel es morena y su complexión delgada.

Policía guarda silencio 

Desde tempranas horas de ayer, la comisionada general Glenda Zavala, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial se presentó al barrio Santa Isabel con un equipo de policías y se negó a dar declaraciones. El comisionado  General Adolfo Marenco, jefe de la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional, quien estuvo al momento del entierro de Miranda, también se abstuvo de explicar cómo avanzan las investigaciones.

Lo que maneja la mayoría de la población es que el funcionario fue asesinado por una pasada de cuentas. "El día anterior (al asesinato) habían apresado a una banda que pertenecía a una red de narcotraficantes; era una banda pesada, entonces se presume que fue por eso porque él nunca tuvo problemas con nadie", comentó un testigo que pidió el anominato.

Según la fuente esta es la primera vez que ocurre un asesinato de esa magnitud en la zona. "Vos podés andar aquí hasta altas horas de la noche y no te pasa nada", comentó.

Humilde y confiado

Este testigo dijo que Miranda tenía la costumbre de caminar solo y desarmado, "era bien confiado", sostuvo.

Francisca Suárez, vecina de Miranda, comentó que el comisionado era "una buena persona, humilde, que nunca se creyó más que los demás y que escuchaba las peticiones de la gente".

La tarde de este viernes, el comisionado Miranda fue velado en la casa de su mamá, luego se realizó una misa de cuerpo presente para posteriormente proceder al entierro en el cementerio de Boaco.

Tanto en la vela, como la misa y el entierro se desplazó una buena parte de la población de Boaco, como también decenas de efectivos policiales que trabajan a nivel nacional.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus