•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ivania Ramos Gómez y Alba Nubia  Mora Jarquín, ambas de 20 años no se conocen personalmente, pero cada una de ellas conoce de la historia de la otra a través de los medios de comunicación.

Tanto Ramos como Mora ocuparon titulares en distintas fechas como sobrevivientes a múltiples heridas hechas por hombres con los que alguna vez tuvieron alguna relación sentimental.

En ambos casos, el motivo de las agresiones fueron los celos. 

VIOLENCIA EN AUMENTO

A mediodía del 23 de octubre de 2015, mientras Ramos, su ahora expareja, José Antonio Mena Zambrana, y una de sus hijas estaban en una parada de buses, Mena apuñaló en 18 ocasiones a la madre de sus tres hijos. 

Ramos cuenta que la agresión que casi le cuesta la vida tuvo como antecedente una larga historia de violencia que se extendió a lo largo de 13 años y que culminó con el sangriento hecho.

Antes del femicidio frustrado, la relación de pareja entre Ramos y Mena se vio fracturada por tres hechos de violencia motivados por los celos del hombre a quien Ivania conoció en el colegio cuando ambos eran adolescentes.

Ahora Ivania Ramos sobrevive con la ayuda de su familia para sacar adelante a sus tres hijas, mientras su expareja purga una condena de 13 años de prisión en la cárcel Modelo de Tipitapa.

SON MISÓGINOS

El  juez Tercero Distrito Penal Especializado en Violencia de Managua,  Edén Aguilar, señala que el patrón que caracteriza a los femicidas es su misoginia, es decir el odio y desprecio que siente contra las mujeres solo por el solo hecho de ser mujeres.

“La misoginia se manifiesta de distinta manera porque el misógino siempre va a procurar disminuir a la mujer en cada una de sus obras”,  explica el juez, quien agrega que en algunos casos, la violencia está vinculada de manera estrecha a la cultura patriarcal en el país.

AL HOSPITAL

Alba Nubia nunca imaginó que por no atender una llamada telefónica en horas laborales, su exnovio, Oscar Antonio López, apodado “El Malo”, la acuchillaría cinco veces en el cuello, brazo y abdomen.

Una de las heridas le rozó el intestino delgado por lo que requirió de una intervención quirúrgica que duró un poco más de siete horas, relata la joven sobreviviente de la agresión.

Ivania y Alba son dos de las 54 mujeres que sobrevivieron a la violencia machista en 2015, de acuerdo con el informe del grupo Católicas por el Derecho a Decidir correspondiente a ese año. 

La misma organización detalló en un informe que al primer semestre de 2016 se habían registrado 34 femicidios y otros 36 en grado de frustración. 

Por su lado, la presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Alba Luz Ramos, dijo el 8 de julio que ese poder judicial contabiliza 24 femicidios entre enero y junio. 

En enero de 2016, Magaly Quintana, miembro de esa organización, expresó a EL NUEVO DIARIO que “estas 54 mujeres fueron a parar al hospital, no es que simplemente les pegó. Es que realmente fueron a parar al hospital”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus