•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua, que busca convertirse en el proveedor de electricidad de toda Centroamérica, presenta entre sus ventajas su ubicación y las formaciones como los ríos, volcanes, la biomasa y la potencia solar, aseguró César Zamora, presidente de la Cámara de Energía (CEN).

A inicios de julio los miembros de la Cámara de Energía de Nicaragua se reunieron con el gabinete energético del Gobierno para discutir la probabilidad de que este país sea un “centro energético” para exportar electricidad, importar plantas y ocupar el mercado regional, manifestó Zamora. 

Patricia Rodríguez, consultora en energía de la empresa Multiconsult, comentó que “es bueno que Nicaragua piense en exportar energía eléctrica. Hay un mercado regional y el objetivo de ese mercado es que los países la importen y exporten”.

Según Rodríguez, hasta el momento este país no se ha convertido en proveedor de energía por falta de decisión.

“Nicaragua debe seguir el ejemplo de Guatemala y Panamá, países que cuentan con un excedente de energía, al igual que aquí”, agregó la especialista.

“Si nosotros podemos comprar también podemos vender. Sobre todo porque tenemos una sobrecapacidad instalada de energía, esto abarataría los costos y los nicaragüenses pagarían menos por la electricidad”, enfatizó Rodríguez.

Los números

En Nicaragua se consume entre 400 y 650 megavatios de energía, sin embargo su capacidad de producción instalada es el doble y su consumo representa solo el 10% de su potencial.

En Centroamérica, los mayores generadores de energía en 2015 fueron Guatemala, con una producción de 10,886.67 gigavatios por hora (GWH); Costa Rica, con 10,713.65; y Nicaragua, con 4,585.19.

Todavía no están disponibles los datos de Panamá.

Mientras, en el 2014 la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) indicó que Guatemala generó un total de 10,250.60 GWH; seguido por Costa Rica, con 10,118.33; Panamá, con 9,190.70; y Nicaragua con 4,438.48.

El informe de la Cepal muestra que los dos países que producen menos energía eléctrica en la región son El Salvador y Honduras. 

Las cifras muestran que aún falta para que Nicaragua se convierta en un gran abastecedor.

Zamora, el presidente de la CEN, se muestra optimista y expresó el pasado 13 de julio que “el Gobierno y las empresas de energía locales estudian esa posibilidad”.

  • 500 millones de dólares se han invertido en Nicaragua en los últimos tres años para aumentar la producción de energía renovable.-En Rivas se concentra la energía eólica-

Organizados

En la actualidad Nicaragua forma parte del Sistema de Interconexión Eléctrica para América Central (Siepac), una red de interconexión eléctrica que se extiende por 1,796 kilómetros desde Guatemala hasta Panamá.

En febrero de este año miembros de la Junta Directiva de la Siepac y representantes de México, Colombia, España y Centroamérica se reunieron en Managua para examinar el avance del proyecto multinacional que “garantiza energía de calidad” entre los países del sistema.

Roberto Duque, presidente pro tempore de la Empresa Propietaria de la Red (EPR), —la cual administra el Siepac—, dijo que la pretensión es que exista la suficiente cantidad de energía eléctrica para beneficiar la calidad de vida de los centroamericanos.

  • 10 por ciento aumentó la demanda de energía en Nicaragua el año pasado.

A criterio de Olivia Guevara, consultora independiente en educación ambiental y energía, el hecho de que Nicaragua forme parte de esta red es muy importante, ya que ofrece oportunidades iguales de exportar e importar energía de manera pareja.

Al igual que Guevara, la consultora Patricia Rodríguez dijo que “en teoría esta red es para beneficio de los consumidores de la región y no solo de las compañías. Si las empresas que pertenecen al Siepac hacen buenas negociaciones para proveer, nosotros los ciudadanos nos veríamos beneficiados”.

En busca de inversionistas

PRODUCCIÓN • César Zamora, presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua, apuntó que ya existen inversionistas extranjeros interesados en el proyecto para exportar energía, pero insistió en que es algo que “apenas está empezando”.

“Primero estamos viendo el fortalecimiento de la red interna para garantizar el sistema eléctrico nacional, lo cual es la prioridad. Lo segundo es ver qué empresas privadas pueden traer inversión a Nicaragua para poner las plantas de energía y así exportar”, sostuvo.

Datos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) indican que la explotación energética el año pasado fue ocupada en primer lugar por la termoeléctrica, con un 48.78%, seguido por la eólica, con un 18.87%, y en tercer lugar la geotérmica, con 14.78%.

En tanto, la térmica logró una generación de 9.92%, la hidroeléctrica un 6.4% y la solar mínimamente un 0.05% del total.

  • 85.3 por ciento de cobertura eléctrica registró Nicaragua en 2015.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus