•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre el lunes y martes de esta semana, miembros de la Fuerza Naval y pobladores de la comunidad de Sapoá, en Rivas, encontraron un total de ocho cadáveres de migrantes indocumentados que murieron ahogados en las aguas del lago Cocibolca

Los cuerpos aparentemente de ciudadanos africanos y haitianos han sido encontrados a unos cuatro kilómetros al norte de la frontera de Peñas Blancas y tras el hallazgo de los   cadáveres, el Ejército decidió realizar labores de patrullaje  por agua y tierra,   con el objetivo de detectar  o descartar la presencia de  otras víctimas, según dijo el Coronel Alberto Larios, jefe del Cuarto Comando Militar.

El jefe militar agregó  que entre las ocho víctimas se encuentra una mujer y debido a que ninguno portaba documentos no han sido identificados, “pero según el rasgo físico se cree que podrían ser originarios de  la República del Congo u  otros países de África”, precisó el jefe militar.

Las primeras dos víctimas fueron encontradas a las 7: a.m. del lunes por un poblador que salió a buscar leña sobre las costas de la comunidad de Sapoá, localizada frente al kilómetro 142 de la carretera Panamericana Sur. Durante la tarde de ese mismo día, un pescador detectó otros dos cadáveres dentro de un trasmallo, que habían colocado dentro del lago a 400 metros de la costa.

“Los pescadores nos avisaron que habían encontrado a eso de las cinco de la tarde dos cadáveres  y al llegar confirmamos la información y verificamos que se trataba de un  varón y una mujer y procedimos a rescatar los cuerpos”, expresó el coronel Larios.

El martes, los pobladores de la zona, encontraron otros tres cuerpos que el lago sacó a las costas en estado de descomposición y a la lista se sumó otro que encontró la Fuerza Naval en el sector de la desembocadura del río Sapoá.

¿Haitianos o africanos?

La muerte de los migrantes fue conocida internacionalmente y en redes sociales, ciudadanos de Haití aseguran identificar a dos de las víctimas como Romane Charles y Delisma Olgins. 
Irlande  Bien-Aimé, un haitiano que se comunicó con EL NUEVO DIARIO, aseguró que su familia requiere de ayuda para repatriar los cuerpos.

Buscaban otra ruta

De acuerdo al coronel Larios,  las víctimas  ingresaron al país por puntos no habilitados de Peñas Blancas  para evitar  el incremento de los puestos de control de la frontera sur, usaron como ruta el margen este del río de Sapoá que atraviesa Costa Rica y Nicaragua de sur a norte, pero al llegar a la desembocadura del lago se ahogaron.

“Ellos (los migrantes), al conocer de nuestras medidas enérgicas, han buscado una nueva ruta por el lago, pero cuando llegan a la desembocadura del rio Sapoá,  tienen que cruzar de este a oeste  y es ahí  donde se ahogaron porque las aguas han subido el nivel,  ya no es como en verano y es muy peligroso sobre todo para ellos que no conocen el lugar”, comentó.

De acuerdo al jefe militar, los migrantes africanos llegan al continente americano principalmente vía marítima “y en menor escala por avión a Brasil o Colombia, para luego emprender su viaje en dirección norte,actualmente se estima que entre la frontera de Costa Rica  y el Cantón de La Cruz hay de 2,000 a 2,500 migrantes que pretenden cruzar a Nicaragua”, concluyó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus