•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cada día un promedio de 1,500 personas ha visitado el Volcán Masaya para admirar el lago de lava formado en el cráter del coloso. El aumento se da desde la reapertura del parque nacional en marzo pasado y después de la primera exploración del terreno por parte del equipo de National Geographic, liderado por el documentalista Sam Cossman

Así lo aseguró la codirectora del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), Anasha Campbell, quien aseguró que al mes se registran unas 45,000 visitas. Previo a la actividad volcánica de diciembre y que obligó el cierre del lugar hasta marzo, al mes llegaban 11,666 turistas entre locales y extranjeros. 

Las declaraciones de Campbell fueron ofrecidas durante una conferencia de prensa en la que se anunció que esta semana el equipo de la cadena internacional iniciará el descenso al volcán para llegar hasta el lago de lava. 

EL DESCENSO

Durante la expedición, se pretende instalar 80 sensores con los cuales se espera que el Volcán Masaya cuente con uno de los sistemas de monitoreo más avanzados en el mundo. El propósito de esta expedición es conocer más el comportamiento de este coloso, explicó el cineasta y explorador estadounidense Sam Cossman. 

Te interesa: El volcán de oro que atrae al mundo

Dichos dispositivos, dijo el estadounidense, registrarán el movimiento, los gases y otros fenómenos.  “Para bajar a la profundidad se usarán tecnologías de cables, (el cual es) un método mucho más seguro”, dijo.

“La idea no es recolectar los datos y tenerlos almacenados, (sino que sea) accesible esta información para todos”, afirmó Cossman, a la vez indicó que “hay muchos científicos en el mundo que tienen interés en el volcán, o estudiantes y doctores que han desarrollado nuevos métodos de alerta temprana”.

El cineasta y documentalista será acompañado por el exastronauta, Scott Parazynski; el científico y vulcanólogo, Guillermo Caravantes; Hugo Nordell, encargado de la instalación de sensores y la conexión de Internet en el volcán y Mike Thompson, especialista en la construcción de tirolina —una polea suspendida por cables montados en una inclinación—.

Durante la conferencia de prensa, realizada en la cima del Volcán Masaya, Cossman señaló que “si logramos instalar todo este equipo y conectarlo con los programas de cómputos, vamos a tener aquí uno de los sitios más avanzados para el monitoreo volcánico en el mundo, y eso nos va a servir para probar nuevos métodos”.

Esta expedición es catalogada "de orden científica y tecnológica".

Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, señaló en su acostumbrado reporte del mediodía que "de verdad nos sentimos contentos de estar respaldando esta expedición que va a mostrar la belleza patrimonial. Son bellezas peligrosas, pero bellezas al fin”. 

Unos 140,000 turistas visitan cada año el Parque Nacional Volcán Masaya, según estadísticas oficiales, y su principal atractivo es llegar al borde del cráter activo. 

El Masaya es uno de los siete volcanes activos en Nicaragua y desde 1520 ha registrado al menos 18 diferentes actividades, incluidas erupciones volcánicas en 1772 y 1820, según la información oficial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus