•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP / Edición Web

El expresidente de la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut), Julio Rocha, se presentó este miércoles ante la sala de la Corte del Distrito Este de Brooklyn, en Nueva York, en la que se realizó una audiencia previa al juicio por el escándalo de corrupción destapado en mayo de 2015 contra varios dirigentes de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

A la audiencia también asistieron los otros exdirigentes procesados, como: José María Marín, de Brasil; Juan Ángel Napout, de Paraguay; Eduardo Li, de Costa Rica.

Al finaliza de la audiencia, el juez federal Raymond Dearie consideró que el juicio contra Rocha y los otros implicados podría comenzar hasta septiembre y octubre del 2017, ya que hay demasiada evidencia que aún se está procesando.

Para Dearie no es posible que el juicio de los ocho acusados --que se declararon no culpables-- tenga lugar en la primavera boreal de 2017, según lo propuesto originalmente por la Procuradoría.

"Quiero establecer un calendario realista", indicó en la audiencia preliminar de 20 minutos.

Continúa investigación

Los fiscales del gobierno de Estados Unidos se encuentran todavía en el proceso de clasificación de cientos de miles de documentos en esta investigación amplia, más de un año después de efectuadas las primeras acusaciones en mayo de 2015.

Te interesa: Julio Rocha se declara inocente ante un juez de Nueva York por caso FIFA

A principios de este año los fiscales habían propuesto un calendario "agresivo pero alcanzable" por el cual se debía iniciar la selección de un jurado hacia el 27 de febrero de 2017.

El proceso

En total, 40 funcionarios y ejecutivos comerciales han sido acusados de solicitar y recibir decenas de millones de dólares en sobornos y comisiones en un caso que generó una crisis sin precedentes en la FIFA con la caída de altas jerarquías.

Más de un tercio de los involucrados se declararon culpables y aceptaron cooperar con la justicia de Estados Unidos a cambio de una posible reducción de su condena.

De ocho acusados bajo arresto domiciliario en Estados Unidos que se declararon no culpables, cinco asistieron a la audiencia del miércoles. Los otros estuvieron representados por sus abogados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus