•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Redacción web

A las 9:30 am de este miércoles la Policía Nacional encontró dos cadáveres del sexo masculino en la bocana del río Sapoá, municipio de Cárdenas, departamento de Rivas, informó la institución, por lo que ya suman diez los migrantes indocumentados que han perecido ahogados en las aguas del lago Cocibolca. 

En esta ocasión también señalan que “por sus características físicas y de vestimenta se presume que son personas de origen africano tratando de llegar a los Estados Unidos de Norteamérica” y que el dictamen médico legal determinó que la causa de muerte es asfixia por sumersión.

La mañana del lunes 1 de agosto se conoció el hallazgo de los dos primeros cadáveres y entre la tarde de ese día y ayer martes la cantidad subió a ocho. 

De esos ocho cadáveres, siete son masculinos y uno femenino. La mujer, según una fuente policial en Rivas consultada por la agencia Acan-Efe, estaba embarazada.

Debido a que esta noticia ha trascendido a nivel regional, ciudadanos de Haití que la han conocido aseguran que las víctimas son sus coterráneos e incluso dan sus nombres. 

Además, el presidente panameño Juan Carlos Varela dijo el martes, en un acto público en el que se refirió a la búsqueda de una solución a la llegada de cientos de migrantes indocumentados, que si bien muchos de estas personas se identifican como si fueran del Congo"todo indica que muchos podrían venir de Haití".

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus