•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una decena de cadáveres ha sido encontrada en las aguas del lago Cocibolca y sus costas. Los cuerpos de los migrantes indocumentados que, de acuerdo a las autoridades, se presume son de origen africano, aparecieron entre el lunes y miércoles de esta semana.

Ayer a las 9:45 de la mañana, los efectivos de la Fuerza Naval de Nicaragua rescataron a un noveno cuerpo que flotaba en las aguas del lago de Nicaragua. 

“El cadáver estaba en completo estado de descomposición al igual que otro que se encontró horas después  y con este hallazgo ya  suman diez las personas ahogadas en el sector de Sapoá. Entre las víctimas se encuentra una mujer, pero hasta  el momento no se ha logrado identificar a ninguno  debido a que no portaban documentos”, señaló el  jefe del Cuarto Comando Militar del Ejército, el coronel Alberto Larios.

Los cadáveres de los migrantes pertenecen a dos grupos de ciudadanos que pretendían llegar a Estados Unidos y que en su travesía intentaron cruzar la zona fronteriza sur de Nicaragua usando la ruta del Lago Cocibolca.

¿PANGA SE VOLCÓ?

Los cuerpos han sido encontrados a unos cuatro kilómetros al norte de la frontera de Peñas Blancas y debido al número de ahogados,  las autoridades no descartan que los migrantes eran trasladados en una panga que se volcó frente a las costas de Sapoá y la desembocadura del río del mismo nombre.

Otra hipótesis, es que después que los migrantes ingresaron por puntos ciegos de la frontera sur se movilizaron al interior del país por el borde este del rio, para no ser detectados  por  los puestos de control del ejército y al llegar al lago, se ahogaron  cuando trataban de cruzar de este a oeste para movilizarse hacia el norte de manera paralela a la carretera panamericana.

Las víctimas eran parte de los más de 2,000 migrantes que se encuentran en territorio tico, tratando de cruzar a Nicaragua, como parte de su ruta hacia los Estados Unidos y algunos al conocer de las fuertes medidas de control, han optado por cruzar por áreas de mayor peligrosidad como lo es el Lago Cocibolca, “y  prueba de esto es que  ya  es común escuchar por las noches, la bulla de personas que van por  la zona costera Sapoá”, comentó un habitante de la comunidad.

Los últimos seis cuerpos encontrados fueron sepultados en Sapoá.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus