•   Carazo  |
  •  |
  •  |
  • Redacción web

El mercado Jorge Matus Téllez, cuyas instalaciones comenzaron a ser ocupadas en junio pasado por los comerciantes de Jinotepe, quedó inundado con las lluvias que han caído en las últimas horas en esa ciudad.

Los comerciantes presumen que las anegaciones se deben a problemas en el sistema de drenaje pluvial del edificio, que está construido desde hace más de cinco años y tuvo una inversión de más de C$100 millones.

Según los afectados, el agua de lluvia no corre por las tuberías, provocando que los tramos y plazoletas se conviertan en “una piscina de agua sucia”.

"El agua nos da de frente y los techos están goteando, nuestra mercadería se está mojando, no vendemos nada y con el mercado nadando en agua la gente peor que venga", señaló la comerciante  Bianca Pérez Puerto.

Este problema viene a reforzar la exigencia de muchos comerciantes de volver a las antiguas instalaciones del mercado.

“Tengo mes y medio de haberme venido al mercado y apenas he vendido en un mes  C$2, 000 córdobas,  cuando invierto C$6, 000 al mes,  esto es lamentable y yo estoy preocupada porque me voy a quedar en la quiebra”, aseguró Pérez Puerto.

Por su parte, el comerciante Oscar Palacios dijo que el mercado se inunda “porque no hay desnivel para que las aguas tomen su rumbo”, además de que el material selecto tipo hormigón que echaron en la plazoleta no permite que el agua circule.

Algunos comerciantes reconocieron que la intendente María José Medrano ha tratado de buscar soluciones, ubicando a las personas que están siendo más afectadas por las lluvias. Sin embargo, hay otras que insisten en quedarse en la plazoleta, alegando que casi no venden en el centro del mercado.

El Nuevo Diario buscó la versión de Medrano,  pero no se encontraba en su oficina.  

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus