•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía de España anunció este domingo la captura de ocho miembros de una red que captaba a decenas de mujeres nicaragüenses, quienes eran explotadas sexual y laboralmente debido a la deuda que habían contraído con la organización tanto para su viaje como para su estadía en España.

Las autoridades tuvieron conocimiento del caso gracias a una llamada telefónica  a la organización española contra la trata de personas, donde se denunció la existencia de un individuo encargado de enviar a España mujeres procedentes de Nicaragua.

En este sentido, Martha Cranshaw, coordinadora de la organización NicasMigrantes expresó que es necesario también que las autoridades nicaragüenses se den a la tarea de buscar a los involucrados que pudieron establecer el vínculo con esta banda que opera en España.

  • La mayoría de las mujeres nicaragüenses que viajan a España en busca de trabajo son originarias del Norte y el Occidente del país.

Estas mujeres eran trasladadas a Murcia,  una ciudad en el sureste de España, donde eran recibidas por el cabecilla de la organización, y quien se encargaba de alojarlas en los apartamentos que tenía alquilados. Estos, señala la investigación tenían unas deplorables condiciones higiénicas y de hacinamiento, debido a que varias dormían en una misma habitación.

Te interesa: Rescatan a una nicaragüense víctima de trata de personas en Panamá

PRÉSTAMOS

La organización que operaba presuntamente desde el 2009 proporcionaba a las víctimas la documentación y unos 4,500 euros (unos C$139,000)  deuda que soportaban con la vivienda que ocupaban con su familia en Nicaragua. Una vez allá, la mayoría se desempeñaba como asistentes del hogar, detalló la policía española a través de un comunicado.

"En ocasiones, las mujeres por ser jefas del hogar tienen la presión de sostener el grupo familiar a cualquier costo". Martha Cranshaw, coordinadora de red Nica Migrantes.

Los intereses incrementaban a partir del octavo mes, llegando a ser de hasta un 10% mensual, lo que hacía que a estas mujeres les fuera imposible de pagar, por lo que muchas veces debían mantener relaciones sexuales con el cabecilla de la banda para poder reducir la deuda. Estos encuentros eran grabados sin conocimiento de las víctimas para después ser chantajeadas con su publicación si no pagaban su cuota.

También eran amenazadas con quitarles sus propiedades en Nicaragua si las denunciaban, por lo que preferían quedarse calladas. Otro de los temores de las víctimas era que fueran expulsadas de España, porque se encontraban en situación irregular.

"La trata de personas es cien veces más grave que permanecer indocumentado, además en muchos países hay protección para las personas víctimas de este delito, independientemente de su situación migratoria", expresó Cranshaw.

Durante la captura, la policía española encontró material pornográfico que consistía en imágenes de relaciones sexuales del "líder"  con al menos 19 víctimas, también se encontraron videos donde las mujeres eran abusadas sexualmente por él.

En total, las autoridades han identificado 44 mujeres que fueron explotadas laboralmente y 75 personas víctimas de préstamos usureros, además de localizar a 185 mujeres que son o fueron víctimas de la organización.

Los ocho miembros de la banda, cuyas nacionalidades no precisó la policía, fueron detenidos en Madrid y Murcia. La investigación aún continúa y no se descarta localizar nuevas víctimas y capturar a demás miembros de esta banda.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus