•   Boaco, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Obispo emérito de Granada, Leovigildo López Fitoria, fallecido a los 89 años, fue despedido este domingo  en su natal Boaco.

La misa de cuerpo presente, fue presidida por el cardenal Leopoldo Brenes, y sacerdotes de la diócesis de Boaco, Granada y Rivas, encabezados por el obispo Jorge Solórzano.

“Hoy nos reunimos a dar gracias por su vida, por su ministerio al servicio de nuestra querida diócesis de Granada. Monseñor Leovigildo, es un orgullo de la ciudad de Boaco, él me ha pedido ser sepultado en su Boaco y en su parroquia Santiago, a los pies de la virgen Medalla Milagrosa por eso estamos aquí cumpliendo su voluntad, quienr ha venido preparando su muerte en los últimos años”, destacó el Obispo de Granada Jorge Solórzano.

Durante el servicio, el obispo de Granada resaltó que  la dedicación de López a la vida eclesial.

"La suya ha sido una vida llena de dinamismo, entregada, generosa, comprometida, encarnada, llena de proyectos y de realizaciones en los diferentes campos de la pastoral de nuestra diócesis, pero sobretodo la huella que ha dejado en nuestras vidas, en éstos 32 años de obispo y tantos de sacerdocio, resaltó Solórzano.

Armando Incer Barquero, historiador de Boaco, señaló que López fue el primer sacerdote y Obispo boaqueño del siglo XX.

Tras concluida la misa, el cuerpo del obispo emérito, fue cargado en hombros y llevado en procesión por las calles centrales de Boaco y posteriormente, se realizó el sepelio, en la Santa Iglesia Catedral Santiagoe de Boaco, donde sus restos descansarán eternamente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus