Velia Agurcia Rivas
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una veintena de expertos nacionales trabajan en la actualización del inventario de especies en peligro de extinción que hay en el país. Carlos Avilés Mena, miembro del Club de Jóvenes Ambientalistas que participa en el estudio comentó que “es muy posible que la lista aumente porque el comportamiento que tenemos no es muy positivo para las especies, principalmente por la depredación de áreas protegidas”, ya que esto incide directamente en la subsistencia de la fauna y flora. 

Según Avilés Mena, los mamíferos por sus dificultades de adaptación a ciertos cambios en su hábitat y menor tolerancia al avance de la frontera agrícola, son los que más probabilidades tienen de ingresar a las categorías de animales en riesgo. 

La primera edición de la “Lista Roja, Especies en Alto Riesgo”, elaborada en 2012, presenta 40 especies de la fauna silvestre nicaragüense en alto riesgo de extinción. Entre ellas destacan la lapa roja, la ranita segoviana, la tortuga verde, la codorniz segoviana, el mono mico, el oso hormiguero, entre otros. 

En enero pasado Zacha Gutiérrez, directora del Centro de Investigación, Capacitación y Formación Ambiental (Cicfa), señaló que para este nuevo estudio se contará con el apoyo del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marena) y el Consejo Nacional de Universidades (CNU) que dispondrán de los expertos que avalarán el nuevo inventario. 

Proceso

Avilés Mena explicó que el proceso de investigación inició a principios de este año cuando se definieron las áreas de trabajo de cada uno de los expertos que colaborarán con el estudio. 

“Tuvimos ya una primera reunión con especialistas del CNU e independientes y estamos desde julio con más intensidad. Primero es que los científicos que están haciendo estudios a nivel nacional puedan ponerse de acuerdo sobre las especies que verdaderamente están siendo vulnerados y después publicar el libro”, agregó. 

Se espera que la lista actualizada sea publicada a inicios de 2017 y de acuerdo al ambientalista, se estima que otras especies, principalmente aves como la lora nuca amarilla puedan salir del listado oficial. 

“Con certeza no se sabe, pero pareciera que en aves hay posibilidades de que una o dos especies salgan de la lista”, apuntó. 

Beneficio

El directivo del Club de Jóvenes Ambientalistas agregó que hay algunos animales que al ser protegidos, permiten mejores condiciones de conservación a otras especies. Tal es el caso del águila harpía que requiere un entorno de unos 40 kilómetros de área protegida, donde conviven con otros tipos de animales.  

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus