•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Varias irregularidades, asegura el doctor Carlos Jácamo, fueron encontradas en el expediente clínico correspondiente a la operación de liposucción y aumento de glúteos, que le practicó el cirujano plástico David Páramo a Lizandra Jarquín, quien tuvo un desenlace fatal.

Al declarar ante la jueza Sexto Local Penal de la capital, Ivette Pineda, el doctor Jácamo coordinador de la comisión que hizo la auditoría en este caso, aseguró que encontraron “responsabilidades administrativas muy graves”, en relación al actuar de Páramo, quien es acusado de homicidio imprudente en perjuicio de Lizandra.

Entre las irregularidades que encontraron se destaca que en la hoja de consentimiento informado, que el doctor Páramo dio a llenar a la paciente Jarquín, no se menciona que ella sería sometida a una cirugía de megaliposucción y tampoco de los riesgos en que incurría.

Jarquín falleció el pasado 17 de junio en un hospital privado de Managua después de ser sometida a una cirugía estética por parte del doctor Páramo, que desencadenaron en tres paros cardiorrespiratorios.

Tras el testimonio de Jácamo, la juez ordenó un receso de 10 minutos. Sin embargo, en la reanudación, la judicial expulsó a los periodistas. Aseguró que la expulsión de los hombres y mujeres de prensa fue una solicitud hecha por Lester Rodríguez, viudo de Lizandra, quien durante las dos audiencias de juicio se ha mostrado contrario ante la presencia de los periodistas.

En la audiencia preparatoria de juicio, al igual que cuando declararon como testigos el mismo Lester, y Sandra Gómez, madre de la víctima, a los periodistas no les fue permitido estar.

  • El Código Procesal Penal establece únicamente como restricciones para los medios de comunicación aquellos casos en los que se ventilen delitos que tienen que ver con la moral y buenas costumbres, delitos de orden sexual y los que tienen que ver con la seguridad de la nación.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus