•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En los juzgados especializados en violencia de Chinandega, han sido condenados tres maestros por abuso sexual durante los últimos doce meses. 

Entre estos casos está el del profesor Luis Delgado, quien guarda prisión desde abril pasado y cuya condena no se ha dado a conocer.

Una de las víctimas de Luis Delgado relató que este la manoseó cuando ella se encontraba en los servicios sanitarios del Colegio Tomás Ruiz. No lo hizo una sola vez.  En otras ocasiones el educador repitió el acto, confiado en que la niña de doce años de edad no lo contaría.

“Ella me lo contó. Me dijo lo que el maestro le había hecho y hay personas que le vieron salir llorando del baño de mujeres”, relató una familiar durante el juicio, que se llevó a cabo en el Juzgado Especializado en Violencia de Chinandega, a cargo de Isabel Mayorga.

Otro condenado es Julio César Baquedano Pineda, quien impartía clases en un centro de educación rural en Puerto Morazán y fue denunciado por las madres de tres niñas el 11 de mayo de 2015.

“Llamaba a las menores y explicaba la clase de cuerpo humano pasando sus manos por las partes nobles de las muchachitas”, refirió la jueza Mayorga, quien recuerda que los pobladores de la comunidad insultaron y descalificaron a las madres de las niñas. 

En la presente semana, el Tribunal de Apelaciones de León y Chinandega confirmó la sentencia de la jueza Mayorga contra Raúl Esquivel, quien se desempeñó como profesor de inglés en el Instituto Nacional Miguel Ángel Ortez y Guillén, de Chinandega, a quien una alumna lo denunció por abuso y acoso sexual en junio del año pasado, delitos por los cuales deberá guardar 12 años de prisión.

  • 14 años tenía una de las víctimas cuando ocurrió el delito. 

Róger Pereira Umaña, médico forense de Chinandega, informó que atendió 50 casos de delitos sexuales en el último trimestre, el 80% de los cuales fueron a menores de 14 años de edad. 

El psicólogo Juan González ha trabajado el tema del abuso sexual en al menos 15 escuelas de Chinandega y establece tres formas con las que se puede detener este abuso. 

“Tiene que haber más comunicación entre padres, madres e hijos. Detectar aquellas miradas que están de más.  Abrazos que están de más. Alejarse siempre, como también expresar sentimientos cuando haya algún atropello a tu cuerpo”, sugirió.

El niño, la niña o el adolescente pueden hablar de estos temas con otros adultos, a fin de que haya opciones para que el abuso se dé a conocer lo más pronto posible, dijo el experto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus