•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lanchas rápidas pertenecientes al Distrito Naval del Pacífico dieron persecución a una panga tipo bermuda que navegaba cerca del balneario de Pasocaballos, abortando la madrugada de este sábado el trasiego de nueve sacos en los que eran trasladados 271 paquetes de cocaína, que pesaron 313 kilos.

“Aun en medio de las actividades del 37 aniversario de nuestra institución, se mantuvo el muro de contención, que pretende incautar la mayor cantidad de droga que pase por las aguas jurisdiccionales”, dijo el jefe de la Fuerza Naval, capitán de Navío, Gerardo Fornos.

El alto jefe militar detalló que cuando se cumplían labores de vigilancia se observó, a las 3:40 de la mañana, una lancha que surcaba de sur a norte y que desatendió el alto realizado por los militares, por lo que procedieron a la persecución y desembarcaron en Pasocaballos.

De la panga saltaron tres sujetos de identificación y nacionalidad desconocida, a quienes mediante labores de inteligencia se procedió a buscar, allanar sus casas y coordinar operativos en Chinandega, León y Estelí, con el fin de dar con su paradero.

Según las autoridades, en la lancha de fibra de vidrio, sin nombre, sin matrícula y serie, los tacos venían marcados con la imagen de una lagartija, lo que sugiere que es un cargamento encargado para determinado dueño.

Te interesa: "Nicaragua es muro de contención", dice Ortega

El narcotráfico está trasladando su carga por relevo. “El combustible que llevaban, hace presumir que bajarían la carga muy cerca de aquí, para luego ser levantada hacia otro sitio, siempre con dirección norte”, apuntó Fornos.

El fiscal departamental, Juan Carlos Silva, presente en el octavo operativo contra el narcotráfico, explicó que los casos trabajados en lo que va del año se llevan hasta lograr su condena. Horas más tardes de la incautación, la droga fue incinerada en esas playas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus