•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En su primera clase de español, allá a finales de los setenta, una de las profesoras del actual embajador de Taiwán en Nicaragua, Rolando Jer-Ming Chuan, le pidió que escogiera su primer nombre de una larga lista. Él se decidió por Rolando, según dice para aprender a pronunciar la erre y fue así como Jer-Ming Chuan pasó a ser conocido en español como Rolando Jer-Ming Chuan.

A sus 57 años, está en su séptima misión diplomática. Anteriormente estuvo trabajando en Guatemala, México, Nueva York y Panamá.  Habla mandarín, taiwanés, español e inglés. Y cuando se le pregunta sobre Nicaragua, la primera palabra con la que lo relaciona es “caliente”, aunque expresa que ya se acostumbró a los días soleados.

Rolando Jer-Ming Chuan.Rolando Jer-Ming Chuan ha sido embajador de Taiwán en Nicaragua durante un año y siete meses. Dice que la calidad del rubro alimentario es una prioridad en este país y por eso la cooperación está encausada en esa línea.

También afirmó que a pesar de las diferencias en cuanto a desarrollo, hay algo en lo que ambos países se complementan: La economía.

Hoy concluye la Expo Taiwán, que comenzó el 11 de agosto en el centro de convenciones del Crowne Plaza, donde 31 empresas taiwanesas presentaron sus productos.

Sobre la Expo Taiwán, ¿Cómo se ha renovado la feria? ¿Qué es lo nuevo que ofrecerá?

El propósito principal de la feria es ofrecer a Nicaragua productos que puedan complementar el trabajo, todos los años intentamos traer lo que producimos en Taiwán, tales como repuestos, piezas, maquinarias, sistemas de riego, instrumentos médicos, hasta de pronto maquillaje. En total serán 31 expositores taiwaneses. Trabajamos muchísimo para organizar esta feria, invirtiéndose cerca de 80 mil dólares. Otra de las novedades es que el 11 de agosto, día que arrancó la feria, tuvimos una charla interesante sobre el tema de la conexión educación e industria y cómo podemos promoverla, para ello tuvimos a un experto que lleva tiempo trabajando en el tema, con muy buenos resultados. Al día siguiente participó otro especialista, con título de doctorado, que explicó cómo la tecnología debe integrarse para mejorar la productividad agrícola.

¿Cómo han cambiado las relaciones comerciales bilaterales entre ambos países desde que se suscribió el Tratado de Libre Comercio?

Tengo un año y siete meses de estar trabajando como diplomático en Nicaragua y durante ese tiempo me enteré que existe una tendencia de comercio creciente de Nicaragua hacia Taiwán y yo me preguntaba ¿por qué? Resulta que en el 2006 Nicaragua y Taiwán empezaron a negociar un Tratado de Libre Comercio (TLC) que entró en vigencia en enero del 2008. Antes que se pusiera en marcha, el comercio bilateral entre Taiwán y Nicaragua dejaba cifras que no significaban casi nada, especialmente la exportación de Nicaragua a Taiwán, que estamos hablando de unos seis a ocho millones. Sin embargo, Nicaragua ha sabido aprovechar las facilidades y los términos que provee el TLC y la exportación de Nicaragua a Taiwán ha crecido a un ritmo muy acelerado. Del 2008 al 2015, la exportación llega a los 83 millones de dólares, según cifras del Banco Central de Nicaragua, diez veces más de lo que teníamos antes.

¿Qué es lo que exporta más Nicaragua a Taiwán y viceversa?

Según comentaron expertos en el período 2006/2008, la mayor parte de exportación de Nicaragua a Taiwán fue chatarra, aunque hoy en día los productos que más se exportan son: camarones, carne porcina, langosta, azúcar, café, de esta manera podemos ver que el mercado se ha diversificado y hay cifras bastante significativas, llegando por ejemplo a hablar de 20 millones de dólares en el caso del camarón. Yo pienso que esta es una tendencia que estimula y agrada muchísimo, además que eso significa que el TLC ha trabajado muy bien. ¿Y por qué trabaja muy bien? Porque la economía en Nicaragua y Taiwán son complementarias, lo que ustedes necesitan lo tenemos, lo que ustedes producen lo necesitamos.

Nicaragua también exporta más a Taiwán que a Japón, Korea del Sur, Singapur o China Continental, colocándose así entre los diez mercados más grandes para Nicaragua. Sin embargo, de nuestra parte el comercio no ha crecido con el ritmo que Nicaragua tiene, Nicaragua exporta mucho más a Taiwán que Taiwán a Nicaragua, ya que el índice de exportación de Taiwán a Nicaragua es de unos 50 millones de dólares.

En el caso de la exportación de Taiwán a Nicaragua está dividida en dos rubros, uno es el textil, y el otro las maquinarias, los repuestos, los automóviles, las motocicletas, instrumentos médicos, llantas, equipos de informática, computadoras y pantallas.

¿Qué oportunidades ofrece Nicaragua a los inversionistas taiwaneses?

Nicaragua tiene muy buenas condiciones en cuanto a armonía y estabilidad en lo referido  a temas de producción, cualquier inversionista desea ver una estabilidad en el país donde coloca su capital. También tiene un nivel de salario muy competitivo, mano de obra abundante, un código del trabajo muy razonable, y a su vez tiene un sistema de zona franca de exportación. Desde la embajada, nuestra idea es hacer saber a los diferentes sectores en Taiwán las condiciones que ofrece Nicaragua.
 
¿De cuántos grandes inversionistas taiwaneses viviendo en Nicaragua estaríamos hablando?

Estamos hablando de cinco, uno que invirtió en el hotel Crowne Plaza, los que operan tres maquilas y una textilera.

En cuanto al nivel de cooperación con Nicaragua ¿cuáles son las áreas que Taiwán se ha destacado?

A finales del 2015 firmamos tres acuerdos de programas con mención técnica. Uno orientado al arroz, en donde trabajamos para mejorar la semilla de manera que esta pueda ser más resistente a la sequía y tenga mayor rentabilidad. Para completar el programa se está trabajando con siete técnicos provenientes de Taiwán. El segundo tiene que ver con el cultivo de bambú, con este proyecto se está empujando para estimular el cultivo de bambú de especies especiales que pretenden ser materia prima para construcción de casas y muebles, este empezó a marchar a comienzos del 2016. El tercer convenio que firmamos tiene que ver con la semilla de frijoles para que tengan mejor productividad.

¿Por qué su cooperación se ha enfocado en el sector alimenticio?

Porque es muy importante para Nicaragua, para sacar a los campesinos de una situación difícil y mejorar la calidad de sus productos desde la parte técnica. También estamos enfocados en otro proyecto referido al plátano para que todas tengan la misma calidad.

En cuanto a robótica ¿Qué aspectos ha retomado Nicaragua de Taiwán?

Retomando el tema del plátano, a modo de ejemplo, tenemos pensado tomar una parte de plátanos producidos en Nicaragua, los que serán enviados a Taiwán para ser examinados, purificados y para procurar que todos tengan la misma calidad. Esto próximamente se podrá hacer también en un laboratorio que tiene pensado construirse en Nicaragua, es algo que estamos hablando y ya tenemos los textos del convenio. El laboratorio estará situado en un espacio del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA).

¿Tiene el estimado de cuántos taiwaneses viven en Nicaragua?

Diría que hay entre 200 y 250, todos comerciantes, algunos trabajando en exportación, otros en importación, algunos manejan restaurantes y otros se dedican a la educación, hay de todo.

¿Y nicaragüenses viviendo en Taiwán?

Posiblemente igual número. Por ejemplo ahorita hay ciento y tanto de alumnos nicaragüenses estudiando en Taiwán con becas, algunos estudian pregrado, otros maestrías. Nosotros ofrecemos becas desde el 2003, en total, incluyendo los que están estaríamos hablando que hemos beneficiado a unos 330 estudiantes y ese es un número considerable.

Nuestras becas son completas e incluyen boleto ida y vuelta, y un subsidio de 800 a mil dólares mensuales, todos los gastos en matrícula. Para un alumno estamos hablando que invertimos unos 15 mil dólares al año.

¿Cómo seleccionan a los estudiantes?

De forma abierta, publicamos un anuncio bien grande y enfatizamos que queremos que esta beca ayude a los jóvenes de familias de pocos recursos y con buenas calificaciones.

¿Qué desafíos tiene Nicaragua y qué podría hacer para superarlo?

Ese mismo tema, pienso que el valor más importante para el desarrollo de un país es apreciar el recurso humano. Imagínese si tiene una cantidad de gente que trabaja en el campo y son buenos campesinos, les damos los instrumentos, la maquinaria y todo lo que necesiten, y de cien hectáreas donde cultiven sacan 20 toneladas de cosecha; pero si esta misma gente no es capacitada, de 100 hectáreas sacarán cinco mil toneladas, la gente hace la diferencia y Nicaragua tiene muy buenas personas.

  • El embajador de Taiwán en Nicaragua, Rolando Jer-Ming Chuan, sostiene que ellos ofrecen lo que este país necesita, y viceversa, por lo que califica las economías como “complementarias”.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus