•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La muerte de Lidieth Rojas Palacios, de 23 años, quien la madrugada de ayer se tiró de una camioneta en movimiento en circunstancias confusas, es investigada por agentes de las especialidades de Tránsito y Detectives de la Policía en Ciudad Sandino.

Rojas, quien deja en la orfandad a un niño de cinco años y a otro de dos, perdió la vida manera instantánea al estrellar la frente contra el pavimento cuando se tiró de una camioneta en marcha.

La testigo

Versiones preliminares indican que Rojas y una amiga pidieron un aventón al conductor de la camioneta, hasta el momento no identificado.

Como principal testigo para esclarecer este hecho, la Policía retuvo a Shirly Navarrete Flores,  de 17 años, quien también se lanzó del vehículo en marcha cuando el conductor no se detuvo en el sitio donde las amigas bajarían.

Shirly Navarrete habría dicho a los investigadores policiales que ella y su amiga Lidieth Rojas Palacios pidieron raid al conductor de una camioneta blanca de una sola cabina para que las llevara de Ciudad Sandino a un barrio cercano a la Laguna de Xiloá.

“Ellas (Navarrete y Rojas ) pidieron que las bajaran en la parada de la comunal que está en la entrada a la carretera que va hacía Xiloá, pero el conductor no se detuvo y entonces ellas  se lanzaron al pavimento”, dijo una amiga de Rojas.

Navarrete y Rojas habrían estado en un centro de diversión nocturna con otras amigas, donde habrían conocido al conductor de la camioneta y a otro hombre que lo acompañaba, reveló una fuente vinculada a las investigaciones, quien  pidió el anonimato.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus