Rosmalia Ann González
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La violencia, el abuso sexual, los matrimonios y las relaciones sexuales a temprana edad pueden ocasionar trastornos o enfermedades mentales en los niños y adolescentes, afirmó el psiquiatra infantil Víctor Noguera Navas.

Las víctimas de abuso sexual infantil, por ejemplo, pueden sufrir de ansiedad y depresión, acompañado de detrimento en el rendimiento escolar, agresividad y uso de lenguaje soez, explica el especialista. Según cifras del Instituto de Medicina Legal (IML) 2,600 niñas menores de 13 años fueron víctimas de violencia sexual en el 2015.

La psicóloga Lorna Norori, directora del Movimiento contra el Abuso Sexual expresó que esto provoca problemas de alimentación como la bulimia y la anorexia, también problemas emocionales tales como la tristeza, la angustia y el sentimiento de desconfianza en el medio.

“El tener que guardar un secreto así (abuso sexual) les pesa y les confunde porque sienten que tienen que proteger a su abusador, ya que en el 85% de los casos está de por medio una persona cercana que le ha hecho creer a la víctima que están enamorados y que lo que está ocurriendo es por amor o en ocasiones los amenazan”, dijo Norori.

Existen casos de abuso sexual en los que los padres asumen que hay que salvar el honor y permiten que sus hijas o hijos se casen con el abusador, ocasionándole más  secuelas traumáticas, refirió Norori.

Violencia

Para Norori, la violencia intrafamiliar también es un factor en el desarrollo de trastornos mentales para los niños. Estos niños y adolescentes también suelen sufrir inseguridad porque no logran entender cómo las personas que les debe proteger son violentos “muchos sienten miedo, porque si es en el caso que el papá golpea a la mamá sienten que si ella no puede protegerse, tampoco podrá protegerlos a ellos".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus