•   Managua y Chinandega  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Se espera que hoy martes entre a Nicaragua la onda tropical número 21. Aunque las lluvias ocurridas durante el fin de semana y el día de ayer en todo el territorio nacional fueron ocasionadas por una vaguada, informó Marcio Baca, director de meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

"Este fin de semana tuvimos la presencia de una vaguada que atravesó todo el territorio, generando lluvias. Estamos esperando (que hoy) en la noche se aproxime la onda tropical número 21, la cual estaría afectando martes en la noche, miércoles y jueves", detalló el director de meteorología del Ineter.

Marcio Baca también se refirió a las temperaturas que afectaron al Pacífico el día de ayer, las cuales estuvieron “entre los 34 grados y en unos 33 grados en el resto del territorio nacional. En el Caribe las temperaturas más bajas (alcanzaron) los 30 grados”.

A su vez, agregó que en el mar las olas están normales, con vientos entre 10 y 15 kilómetros por hora.

Tornados

Sin embargo, la situación en Chinandega no ha sido totalmente calma. El domingo se registraron rachas de vientos acompañadas de lluvia, causando afectaciones en los municipios de El Viejo, Somotillo y Villanueva. Debido al fenómeno, hubo destrucción en el techo de 10 viviendas.

“Los torbellinos de polvo fueron comunes en las zonas planas. Ahora, son una evidencia de los trastornos del cambio climático. Estos eventos se acompañan de lluvia y tormentas eléctricas, principalmente en el llamado Corredor Seco”, indicó Lester Morales, técnico de monitoreo climático del Centro Humboldt en Chinandega.

El pasado 14 de agosto el fenómeno puso nerviosa a la población de la comarca Mario Corea, en el municipio de El Viejo, donde los fuertes vientos dejaron sin techo  las viviendas de Antonia María Núñez Herrera y Cándida Rosa Juárez.

No es primera vez

Esta es la tercera ocasión registrada este año en la que se forman tornados en este departamento del país.

“Fue extraño. A eso de las 2:00 de la tarde, se vino la lluvia, con rayos y un viento que no era jugando, arrancó árboles y plantíos de caña de azúcar, matas de plátano y sembradíos de maíz”, detalló Núñez Herrera.

Asimismo, en El Viejo, uno de los municipios más grandes de Chinandega, el pasado primero de agosto se registró otro evento natural, esta vez en la comunidad El Manantial, donde una lluvia con fuertes vientos destrozó el techo de siete viviendas, en donde salieron volando al menos 23 láminas de zinc.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus