•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Karina Duarte, la abogada del cirujano plástico David Páramo, solicitó ayer que la jueza Ivette Pineda no continúe a cargo del proceso que se sigue contra el médico por el delito de lesiones imprudentes y lesiones psicológicas en perjuicio de Allison Molina, alegando una “falta (de) sanidad procesal”.

La recusación fue presentada por la defensa de Páramo antes que Pineda, titular del Juzgado Sexto Local Penal de la capital, reprogramara el inicio del segundo juicio contra el galeno para el 23 de agosto.

A criterio de Duarte, la jueza Pineda no debe conocer la segunda causa contra Páramo, porque tiene un criterio adverso en relación con el actuar de su representado, debido a que lo condenó por homicidio imprudente la semana pasada.

El segundo juicio contra Páramo no inició ayer porque la Policía no llevó al acusado. En tanto, la recusación que presentó Duarte será resuelta en el Tribunal de Apelaciones de Managua.

Elías Soto, abogado de Allison Molina, dijo que la recusación no es causal para detener el juicio porque el caso se tramitará en cuerdas separadas, es decir, en otro expediente.

Según la acusación, la operación que Páramo hizo a Molina le causó una fisura en un pulmón, lo que provocó que tuviera que ser operada de emergencia.

Molina relató el 21 de junio que la operación estética fue realizada hace dos años.

Te interesa: Encuentran culpable de homicidio imprudente a Páramo

Una de las pruebas que presentará la Fiscalía es el testimonio del doctor Óscar Santamaría, cirujano del hospital privado donde Molina fue intervenida de emergencia debido a las complicaciones que se presentaron por la cirugía realizada por Páramo, y en la que le habrían rasgado la membrana del pulmón izquierdo, comprimiéndoselo y provocando que ella perdiera el 80% de su capacidad para respirar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus