•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La madrugada del viernes 19 de agosto la Policía y agentes de Migración de Panamá hicieron una redada en el Mercado de Abastos, en Ciudad de Panamá, la capital del país canalero, y detuvieron a 12 nicaragüenses y un peruano. Ellos fueron retenidos porque no portaban documentos legales para estar en ese país.

La Policía decomisó mercadería por incumplir con los permisos correspondientes para ofrecer los servicios en el centro de compras.

Mientras que los comerciantes extranjeros, que estaban con estatus migratorio irregular fueron  puestos a la orden de Migración, según reportan varios medios panameños.

Algunos extranjeros retenidos en el Mercado de Abastos, también conocidos como Mercado Agrícola Central, en la Ciudad de Panamá, no tenían negocios en el local, sino que laboraban como carretilleros, según reporta el diario La Prensa de Panamá.

“Aunque los extranjeros cumplan con los requisitos, ellos no pueden, por lo que dispone la ley, ejercer la actividad en el mercado público”, explicó Francisco Pinto, administrador del mercado al diario panameño. 

A su vez, Génaro Bárcenas, subdirector de Microempresarios de la Alcaldía, dijo que toda persona que mantenga mercancía fuera del rango permitido, es decir, más allá de sus módulos, podría ser sancionada. 

Las sanciones contemplan la suspensión de sus operaciones por cinco días o cierre definitivo, además de multas de los US$20 a US$100 a quienes no mantengan el área en buen estado, detalla un comunicado de prensa.

DESTINO

En los últimos años más nicaragüenses ven a Panamá como un destino para trabajar. Los nicas que viajan a ese país se emplean sobre todo en el sector construcción y las mujeres como empleadas domésticas o cuidando niños.

Según el Servicio Nacional de Migración de Panamá, en 2014 se extendieron 368 permisos de residencia a nicaragüenses. Un año antes esa cifra fue de 344 y en 2012 de 430.

Los especialistas consideran que uno de los problemas a los cuales se enfrenta la población migrante nica que viaja a Panamá es que “las leyes panameñas establecen solo la posibilidad de sacar permiso de trabajo o residencia temporal en determinadas condiciones, por ejemplo hay profesionales a quienes no se les permite ingresar, como a los abogados”.

En una entrevista que ofreció a El Nuevo Diario anteriormente, Sheyla Reyes, dirigente de Casa de la Mujer de Rivas, que es miembro de la Red de la Sociedad Civil para las Migraciones, dijo que en el caso de ese departamento, “el mayor flujo migratorio sigue siendo Costa Rica, pero como segunda opción está Panamá y en el caso de las mujeres sobre todo”.

“Hemos tenido comunidades donde hay mayor afluencia de mujeres menores de 30 hacia Panamá, y lo que hacen es el trabajo doméstico”, dijo Reyes.

De acuerdo con Reyes, las mujeres que emigran para trabajar en el país canalero “van y vienen, la mayoría porque pasa con visa de turista y tienen que estar saliendo cada seis meses”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus