•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La industria de la belleza es cada vez más amplia, tal como lo demuestra el aumento de las clínicas estéticas para mascotas en el país. 

Ofilio Mena es un ingeniero en zootecnia y tiene cinco años de ser embellecedor de mascotas. Dice que su trabajo no solo consiste en usar una tijera y rasurar, sino en realzar la belleza del perro.

Cuenta que es usual que los clientes busquen los cortes en internet y le lleven el modelo. A su negocio, llamado Estética Canina Amigos, los dueños de las mascotas no solo llevan a sus perros, sino también a gatos y conejos. 

“Últimamente la gente se ha preocupado no solo por la salud de sus mascotas, sino también en su apariencia. Aquí vienen perros con pelo largo, corto, hasta perros criollos que necesitan una limpieza de oídos, algún baño por problemas de garrapatas, y hasta colorimetría (teñir el pelo de la mascota)”.

Un baño para mascotas cuesta 250 córdobas, un baño garrapaticida y medicado vale 300 córdobas. Durante la semana atiende un promedio de 13 mascotas. A la actividad de embellecer mascotas se le llama ‘grooming’.

Añade que en Managua puede haber de 15 a 20 ‘groomers’ capacitados, y aunque el negocio es rentable,  suele ser cansado porque puede tardar hasta cuatro horas en bañar, rasurar y secar a un perro. También es muy peligroso porque hay mascotas que lo han querido morder o rasguñar.

Existen personas que prefieren hacer el trabajo por ellos mismos, tal es el caso de Massiel Hidalgo, quien tiene cuatro perros schnauzer.

La joven señala que esa raza requiere mucho cuidado por su pelaje. El servicio de ‘grooming’ para Luna, Patí, Pita y Nina le costaba US$60 al mes y en ocasiones la inversión era quincenal, razón por la cual desde hace dos meses decidió junto a su novio ver tutoriales en YouTube para realizar el corte ellos mismos.

“El resultado ha sido bueno, más de ocho cortes hemos hecho. Lo más complicado es que se estén quietos y no tenemos mucha experiencia”, añade.

Caso clínico

Bernarda Rocha, propietaria de la Clínica Veterinaria Hixa, comenta que ofrece el servicio de ‘grooming’ desde hace un año y medio y enfatiza que con el corte de cabello en las mascotas se evitan problemas en la piel, hongo y dermatitis alérgica, que según la veterinaria saldría más caro.

La veterinaria explica que las razas que ella atiende más son maltés y french poodle, dos de las que requieren mayor cuidado.

Agrega que sus pacientes, como ella prefiere llamarles, le visitan seguido y ofrece precios que oscilan entre C$300 los pequeños y C$550 los grandes.

Consulto en las redes sociales las tendencias y me gusta que mi mascota se vea bien”.Kelly Parrales.

También ofrece el servicio de corte de pelo para gatos, pero está dirigido para la raza angora por ser los felinos más peludos.

Kelly Parrales tiene una french poodle de dos años llamada Lisyoh, y le gusta “mantenerla limpia, sin pulgas y que también sea fashionista”. 

“Consulto en las redes sociales las tendencias y me gusta que mi mascota se vea bien”, dice. El servicio de baño y corte de cabello le cuesta unos US$40 y añade que estos trabajos no son un lujo, sino una necesidad. 

Alojamiento 

La guardería canina que existe en el criadero y hospedaje Casa Basari ha generado no solo ganancia económica a los propietarios Sandra Rivas y Bayardo Rivas.

Para ambos es más importante la salud y la psicología del animal. Bayardo Rivas es ingeniero en computación de profesión y amante de los animales, y detalla que este servicio está dirigido a las personas que deciden irse de vacaciones y que prefieren dejar a sus mascotas en buenas manos.

El servicio es muy demandado por extranjeros. “Aquí hemos tenido huéspedes desde 1 día hasta 15 semanas y tampoco hay excepciones, solo que los perros no vengan enfermos y con pulgas o garrapatas”, refiere.

Los precios de guardería van desde los US$12 los pequeños y medianos, y grandes US$14 por día, e incluye alimentación.

Por otro lado, el servicio del que se siente sumamente orgulloso Bayardo Rivas es el de la crianza de perros de raza rottweiler que ofrece desde 2009.

Aunque lamenta que todavía se satanice esta especie, dice que “son una raza muy noble, ideales para convivir con la familia, para darte un ejemplo. Yo tengo tres hijos y se convive bien”, asegura.

El costo de la domesticación del rottweiler es de US$450. En este proceso, el animal tiene que pasar de cuatro a seis semanas internado y el dueño tiene que llegar de dos a tres veces por semana. 

Respecto al negocio, dice que ha sido muy positivo porque “estamos alojando un miembro de una familia”. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus