•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La comunidad indígena de Monimbó celebró este domingo a la Virgen Nuestra Señora de la Asunción, a quien atribuyen el milagro que los salvó de la erupción del volcán Masaya en 1772.

Los habitantes de Monimbó  y otros fieles católicos recorrieron las calles del pueblo la mañana de este domingo, en una fiesta pública para honrar a Nuestra Señora de la Asunción.

Datos históricos indican que el volcán Masaya entró en erupción el 16 de marzo de 1772 y la lava amenazaba con devastar la ciudad del mismo nombre, donde se encuentra Monimbó, a 32 kilómetros al sureste de Managua.

En un acto de fe, el padre Pedro Castillo y los habitantes indígenas de Monimbó se dirigieron hacia el volcán con una imagen de Nuestra Señora de la Asunción, esperando que se hiciera el milagro de desviar el flujo de lava, y así ocurrió.

Te interesa: Incendio deja cuantiosos daños ambientales

Desde entonces, Nuestra Señora de la Asunción inspira una de las mayores fiestas del pueblo de Monimbó cada año en agosto, mes en que la Iglesia católica celebra a la Virgen.

La fiesta de este domingo culmina con el regreso de la imagen al altar de la iglesia local. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus