•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Wanky Monge Altamirano, acusada junto a cuatro personas más por el secuestro del bebé Betzael Orozco el pasado 1 de junio en el Hospital Alemán Nicaragüense, se declaró culpable del delito de secuestro simple, pero aseguró que actuó sola. 

Pese a que la acusación presentada por la Fiscalía señala que ella y su esposo Túpac Amaru Murillo planearon y ejecutaron juntos el rapto, además que actuaron con el apoyo y complicidad de Julia Antonia Monge Altamirano, Mario de Jesús Muñoz Area y Ana Guadalupe García Valdivia, la mujer sostuvo que llegó al hospital el 31 de mayo y regresó al día siguiente para sustraer al recién nacido sin la compañía de nadie. 

En el primer día de juicio, que inició este viernes, la Fiscalía pidió que Monge Altamirano sea condenada a seis años de prisión, que es la pena máxima por secuestro simple. 

La defensa, por su parte, solicitó una pena atenuada que, en este caso, es la mitad de la pena mínima, es decir, 18 meses de cárcel. 

El juez sexto Distrito Penal de Juicio de Managua, Ernesto Rodríguez, fijó la lectura de la sentencia para el próximo lunes 29 de agosto. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus