•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El juicio por el secuestro del bebé Betzael Orozco Jarquín tomó un giro inesperado luego de que Wanky Monge Altamirano, una de las cinco personas acusadas por este delito, admitiera que raptó al recién nacido el pasado 1 de junio en el Hospital Alemán Nicaragüense, pero asegurando que actuó sola. 

En la sesión de juicio que inició la mañana de este viernes y continuaba hasta el cierre de esta nota (8:30 pm), los demás procesados brindaron testimonio ante el juez sexto de Distrito Penal de Juicio de Managua, Ernesto Rodríguez, tratando de deslindar toda responsabilidad en el referido hecho.

La primera declaración fue la de Ana Guadalupe García Valdivia, quien trabajaba en dicho hospital y es señalada como encubridora del rapto. Esta alega que se enteró de la situación el 19 de junio por información que le brindó Mario Muñoz Arias, quien también trabajaba en el centro asistencial y es otro de los acusados.

García Valdivia aseguró que inmediatamente informó a la directora del Hospital Alemán Nicaragüense y a una oficial de policía a la que solo identificó como Tania. 

Luego de García Valdivia le tocó el turno a Muñoz Arias y posteriormente rendiría declaración Túpac Amaru Murillo, El abogado de este último sostiene que su cliente fue engañado por su pareja Wanky Monge Altamirano haciéndole creer que habían procreado un hijo. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus