•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Agosto pareciera ser el mes de los incendios. Coincidencia o no, en agosto de 2008 más de 1,500 tramos fueron devorados por un incendio en el mercado Oriental, lo que dejó miles de millones de córdobas en pérdidas.

El 21 de agosto del año pasado una persona murió y otras 11 resultaron heridas después de una explosión en una bodega de la Alcaldía de Nagarote donde se almacenaba pólvora.

En agosto de este año, dos incendios acapararon los principales titulares de noticias en el país. Dos tanques de almacenamiento de combustible de la empresa Puma Energy explotaron en Puerto Sandino, León. En Managua, uno de los edificios más representativos y referentes de la capital también se prendió en llamas.

Las causas más comunes de los siniestros son los cortocircuitos, pero también está la mala manipulación de pólvora, en el caso de las fábricas de este tipo. La producción nacional se ha visto afectada debido a los incendios forestales.

De estos y otros incendios detallamos en esta lista de los siniestros más grandes de Nicaragua producto de la recopilación de reportes periodísticos de El Nuevo Diario. 

Megaincendio en el mercado Oriental 

El primero de agosto de 2008 Managua despertó con una mala noticia. Un incendio destruyó cuatro manzanas y media de tramos en el mercado Oriental. Este fue provocado por un cortocircuito de una conexión eléctrica ilegal, informó la Dirección General de Bomberos. El cortocircuito fue ubicado en el sector de las “Piñatas”, en el módulo 400-B, donde se vendían artículos para fiestas de cumpleaños.

El incendio duró tres días y dejó pérdidas estimadas en C$2,000 millones, según reportes del Gobierno en ese entonces. Para sofocar las llamas fue necesaria la asistencia de todos los bomberos capitalinos con apoyo de apagafuegos de Rivas, Granada, Masaya, Carazo, León y Tipitapa.

Más de 1,500 tramos fueron reducidos a cenizas y unos 6,000 comerciantes se vieron afectados directamente por el siniestro, que no cobró vidas humanas. Desde entonces, cada vez que se presenta un incendio en el Oriental, entre los comerciantes resurge el recuerdo del incendio de agosto de 2008.

Debido al desorden existente en el mercado, los camiones cisternas de los bomberos no podían acceder al epicentro del fuego porque las vías de acceso eran muy pequeñas. Las autoridades tuvieron que demoler algunos locales para que los bomberos pudieran hacer su trabajo.

Tanques de almacenamiento de Puma Energy en Puerto Sandino

El incendio se originó a las cuatro de la tarde del miércoles 17 de agosto en uno de los cuatro tanques que se encuentran en el plantel de Puma Energy en Puerto Sandino, León. Un segundo tanque explotó a las 5:58 de la tarde del día siguiente.

Cada tanque tiene una capacidad de almacenamiento de aproximadamente 144,000 barriles de combustible. El incendio fue controlado tres días después y  para eso fue necesaria la presencia de bomberos de diferentes brigadas del país y un grupo de especialista contra incendios de los Estados Unidos.

Sin embargo, el siniestro fue tan grande que las brigadas de bomberos se declararon incapaces de poder sofocar las llamas, por eso optaron por esperar que el fuego terminara por su cuenta. El incendio levantó columnas de humo de hasta 3,000 metros de altura que se dirigían hacia el oeste, en dirección al mar, según las autoridades.

El Gobierno clasificó los daños ambientales en tres categorías y determinó que el impacto más severo se registró en un radio de 60 metros, el impacto moderado ocurrió en una superficie de 12.6 hectáreas, mientras que el impacto bajo fue en alrededor de 6 hectáreas.

Incendio en el antiguo Cine González de Managua

Es un punto de referencia en la capital y uno de los edificios que aún queda como recuerdo de la vieja Managua, pero el 19 de agosto recién pasado fue incendiado por motivos de robo. Hasta esa fecha en el inmueble funcionaba la iglesia evangélica Casa de Jehová. 

Se conoce que como consecuencia del incendio los restos del edificio, que está ubicado en la Avenida Bolívar, deben ser demolidos. Su propietario, Vigarny González, ha dicho que la propiedad está valorada en unos 3 millones de dólares. Aunque no hubo víctimas humanas debido a que el incendio inició en la madrugada, el pastor de la iglesia que ahí funcionaba ha dicho que solo los equipos de sonidos estaban valorados en más de US$20,000.

Con el edificio del antiguo Cine González, Managua se queda sin uno de sus sitios de referencia más reconocidos, sin un recuerdo de lo que fue la capital antes del terremoto de 1972.

Explosiones de fábricas de pólvora  -El incendio en los tanques de Puma fue controlado tres días después-

-En Tipitapa

Dos personas murieron calcinadas el 22 de marzo de este año tras la explosión de una fábrica de pólvora ubicada en el kilómetro 27 de la carretera a El Timal (Tipitapa) y dos días después murió en el hospital la dueña del negocio. Al momento de la explosión unas 13 personas se encontraban laborando en el local. La fábrica, conocida como “El Jaguar”, tenía los permisos debidos para laborar. 

Testigos del incendio dijeron que escucharon una detonación y vieron salir volando por todos lados láminas de zinc y después una enorme columna de humo.

-En León

Diez heridos y más de 100,000 dólares en pérdidas fue el resultado de tres explosiones en dos fábricas de pólvora registradas en León en el sector El Convento, comunidad La Ceiba, a unos ocho kilómetros de la ciudad, el 16 de abril de este año.

Los incendios en las fábricas San Benito y Marca 38, según las investigaciones de la Policía Nacional y la Dirección General de Bomberos (DGB), se debieron a la incorrecta manipulación de la pólvora.

Esa no fue la primera vez. El ocho de abril del 2008, la fábrica Marca 38 registró otra explosión, murió una persona calcinada y otras tres resultaron heridas.

-Alcaldía de Nagarote

Una persona muerta y 11 heridas fue el resultado una explosión en la Alcaldía de Nagarote el 21 de agosto del año pasado. Los heridos fueron trasladados a los hospitales Antonio Lenín Fonseca, de Managua, y Óscar Danilo Rosales, de León.

La explosión sucedió a las 11 de la mañana en uno de los baños de la oficina de Control y Seguimiento, donde los trabajadores almacenaban cargacerradas y cohetes que habían quedado de la Gritería Chiquita, celebrada una semana atrás.

Al menos dos oficinas quedaron totalmente destruidas. El hecho conmocionó a los habitantes de la localidad y varios niños recibieron asistencia médica. Brigadas de la unidad de bomberos de Nagarote, León y Managua se hicieron presentes al lugar para sofocar las llamas.

El incendio en la Alcaldía de Nagarote sentó un precedente porque se creó una nueva normativa de regulación y control del uso y manejo de la pólvora autorizada por el Gobierno y suscrita por la dirección de la Policía Nacional. La normativa pretende regular el uso y manejo de la pólvora en el país.

Cuando ardió la Rolter 

La tarde del 22 de noviembre de 2012, la noticia de que la fábrica de emblemáticas chinelas Rolter estaba ardiendo en llamas se regó como pólvora en las redes sociales. El incendio empezó a las 3:10 p.m. En la fábrica laboraban en ese momento 200 personas.

Tres explosiones fuertes en una bodega de almacenamiento de materia prima, donde se guardaba hule, plástico y papel, originaron el incendio que arrasó con la cuarta parte del edificio. El fuego empezó en el segundo piso de la bodega,  estructura que, para suerte de los mismos trabajadores y dueños de la fábrica, es de concreto puro.

Las columnas de humo provocaron invisibilidad en la vía y el embotellamiento en la Carretera Norte. Más de 60 apagafuegos trataron de sofocar las llamas, y 40 minutos después de iniciado el incendio, fue controlado. La Policía Nacional resguardó el perímetro, mientras que la Cruz Roja trasladó a los afectados por el humo. 

Los propietarios del negocio dijeron que no importaba si tenían que empezar de cero, pero que los nicas “tendrían chinelas Rolter para rato”.

Incendios forestales

En el primer trimestre de este año en Nicaragua ocurrieron 59 incendios forestales y quemas agropecuarias, mismas que consumieron  3,112 hectáreas de bosques y pastizales, informó en su momento el Instituto Nacional Forestal (Inafor).

Las zonas más afectadas por los incendios y quemas están ubicadas en el noroccidente, centro y noreste del país. La zona noroccidental de Nicaragua se caracteriza por extensas áreas agrícolas, en la parte central predomina la agricultura y la ganadería, y en la noreste abundan los bosques.

En 2015, los 159 incendios forestales y quemas agropecuarias consumieron un total de 5,907 hectáreas de bosques y pastizales en Nicaragua. En 2014 fueron 339 los incendios y hubo una afectación de 16,825 hectáreas, según cifras del Inafor. Cada año Nicaragua pierde en promedio 70,000 hectáreas de cobertura forestal por múltiples razones, corroboran datos oficiales. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus