•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lenín Flores y William Valladores, dos bomberos voluntarios que participaron en la expedición de Sam Cossman en el volcán Masaya, podrían convertirse en los únicos nicaragüenses que cuenten con la certificación internacional Irata, una especialidad en el manejo de cuerda.
Esta acreditación internacional que les permitiría realizar trabajos verticales mediante técnicas avanzadas.

Hace casi una semana, Max Dugal, uno de sus compañeros en la expedición e instructor Irata certificado abrió una solicitud en la plataforma web  GoFundMe, dedicada a recaudar dinero para diferentes fines  para que los jóvenes puedan asistir a una escuela Irata. En los cinco días que lleva abierta la recaudación han captado US$2,291 dólares, de los US$4,000 dólares que necesitan.

Según el registro del sitio, Sam Cossman fue quien más donó de 25 personas, quienes también lo hicieron, con US$500 dólares.  El explorador Thomas O'Brien, que acompañó a Cossman en su expedición escribió en su perfil de Facebook que fue un placer trabajar con ellos y que está dispuesto a colaborarlos.

"Irata es una asociación internacional de técnicos de acceso por cuerdas, necesario para cualquier trabajo que requiere trabajar con alturas, ya sea para reparar molinos de viento, mantenimiento de edificios. El curso consta de tres niveles y cada nivel puede andar por los US$1,200, sin incluir alojamiento ni equipo básico, aunque Max hizo sus cálculos", dijo Lenín Flores, uno de los bomberos que pretende realizar el curso.

Flores dijo que entre los países más cercanos a Nicaragua en los que se ofrece la tecnificación está México, Canadá o Colombia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus