•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La jueza Karen Vanessa Chavarría, titular del Juzgado Octavo local declaró en abandono a la defensa del doctor David Páramo, porque su abogada Karina Duarte llegó 40 minutos tardes a la reanudación del juicio oral y público.

Aunque la litigante llegó a la cola del pronunciamiento judicial, el doctor Páramo tuvo que nombrarla nuevamente como su defensa para que continuara el juicio, pero la judicial dio cinco días para que ambas partes lleguen a una posible mediación.

"Mi clienta está anuente a un arreglo, el que no ha estado anuente ha sido el doctor", dijo Elías Soto, acusador particular de Alisson Molina, quien no detalló la cifra que podría aceptar su clienta como indemnización.

Ni la defensa ni el abogado acusador revelaron cuándo sería el día de la negociación.

SEGUNDO JUICIO

El cirujano Páramo fue llevado a los tribunales acusado de lesiones imprudentes y lesiones psicológicas  en perjuicio de Alisson Molina.

Los hechos se dieron según la acusación de la Fiscalía, el 18 de junio de 2014, cuando el cirujano Páramo le realizó a Molina una cirugía de implante de mamas, pero durante la operación supuestamente le perforó la membrana del pulmón izquierdo, le hizo una sutura y siguió con el implante de senos. Durante el juicio la jueza rechazó cuatro testigos y dos pruebas a la defensa de Páramo porque consideró que no aportaban al juicio.

“Lo que sucede es que esas pruebas fueron mal presentadas (por la defensa) y no eran pertinentes en el juicio, sobre todo que iban a revictimizar a Alisson, es por eso que la jueza excluyó a las tres testigos que fueron propuestos por parte del doctor Páramo e iban a venir a decir que él los atendió bien, eso es irrelevantes porque (las cirugías) no fueron relacionadas a las mamas sino otro tipo de operaciones”, agregó Elías Soto, abogado acusador.

El expediente de Páramo

SEGUNDA CAUSA •  El doctor Dávid Páramo fue condenado esta semana a tres años de prisión por la muerte de Lizandra Jarquín, quien falleció luego que él le practicó una cirugía estética el pasado 17 de junio.

El fallo conmocionó a todo el gremio médico pues considera que se está criminalizando la labor médica.

De acuerdo con la Fiscalía y la jueza que condenó al médico, entre las irregularidades cometidas por el cirujano está que en la hoja de consentimiento informado que dio a llenar a la paciente no se menciona que ella sería sometida a una cirugía de megaliposucción y tampoco de los riesgos en que incurría.

La Fiscalía aseguró que el médico extrajo más grasa de la debida y “producto del procedimiento inadecuado realizado por el acusado al momento de la cirugía estética la paciente presentó un paro cardiorrespiratorio, recibiendo tratamiento de reanimación, pero luego sufrió otros dos estando en la Unidad de Cuidados Intensivos”.

Páramo dijo en cambio que lo que ocurrió fue una "fatalidad quirúrgica".

“Fue atendida por los expertos, por los resucitadores, la sacan del paro, vuelve a caer en otro paro, la llevan a cuidados intensivos y luego fue conectada al ventilador artificial”, detalló Páramo antes de ser enjuiciado.

El médico agregó que "también estaba dolido. Yo opero para que las cosas salgan bien. Soy un profesional. Dios sabe la verdad y estoy aquí para que todo se aclare".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus