•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Es pequeña como Nicaragua, pero sus heroicos padres la sueñan grande como el universo. Septiembre parece ser el mes más importante en la vida de la niña Adriana Paola Amador Collado, de cuatro años, pues en diversos momentos de este período ha nacido dos veces.

Y es que la primera vez que nació fue el 19 de septiembre de 2012. Ella fue motivo de satisfacción y alegría para la rivense Ana Emilia Collado y el matagalpino Francisco Amador, quienes se enamoraron y formaron una familia en la capital.

Adrianita, como la llama su mamá, es la hija menor de cuatro hermanos y luego de abrir sus ojos su vida transcurría con total normalidad hasta que sus progenitores le detectaron un tumor en sus genitales. Aunque la niña nació en Managua, cuando detectaron la enfermedad estaban viviendo en Matagalpa. Ella era llevada al hospital de ese lugar cuando apenas tenía un año de edad, pero los galenos decidieron trasladarla hacia el hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”.

LUCHA GIGANTESCA

“Allí le hicieron la primera cirugía, le quitaron la parte de la masa (tumor) que tenía y determinaron que padecía del cáncer conocido como rabdomiosarcoma embrionario bulbar... y que se trataba de un cáncer maligno”, recordó la mamá de la niña.

Ana Collado asegura que con fe y esmero cada semana llevaba a su hija para que recibiera el tratamiento de quimioterapia en “La Mascota”. Después de 48 semanas  la niña mejoró, pero aún tenía el piso de la vejiga inflamado. En este momento, ya las visitas al hospital eran mensuales hasta que Adrianita nació por segunda vez.

El pasado 2 de septiembre, los médicos afirmaron que la infante había vencido a su enemigo y podía seguir con normalidad su vida como cualquier otra niña. “Yo tenía miedo que la niña pudiera fallecer, porque hubo muchos niños que fallecieron en el proceso. Entonces para mí fue un logro el poder disfrutar a mi hija, porque muchas de las mamás que estaban conmigo en (el hospital) no tienen esa dicha ahora”, dijo Collado.      

Ana Collado considera que para poder salvar a su hija tendría que haber invertido más de un millón de córdobas, pero agradece haber recibido el apoyo de la Comisión Nicaragüense de Ayuda al Niño con Cáncer (Conanca), que ayer realizó el VIII Telehablatón, que busca recaudar fondos para financiar el tratamiento de niños con cáncer en el país.

El evento central se realizó en el centro comercial Metrocentro (Managua), aunque también se realizaron varias actividades en 13 departamentos. Amalia Frech, presidenta de Conanca, dijo que la meta de este año es recaudar 9 millones de córdobas. 

Para ello, decenas de personas portando alcancías se distribuyeron por varios puntos del territorio en busca de la solidaridad  de los nicaragüenses.

Según Frech, con el apoyo de Conanca se ha logrado que 1,850 infantes sobrevivan a los diversos tipos cáncer.

Además: Aferrados a la vida, niños que luchan contra el cáncer

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus