•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La niñez con síndrome de Down no debe ser tratada con lástima porque eso no favorece su desarrollo, son aptos de realizar cualquier actividad siempre y cuando su familia sepa potenciar su capacidad, aseguró ayer la psicóloga española Paqui Nova en una ponencia denominada “Límites y disciplinas para las personas con síndrome de Down”.

En la actividad organizada por la Fundación 21 Síndrome Down Nicaragua, la especialista en psicología clínica infantil explicó que la niñez que vive con esta condición puede aprender lo que quiera pero con más lentitud. “Lo que sucede con ellos es que necesitan un poco más de atención, su memoria es un poco más limitada, se les debe explicar y ser repetitivo con cualquier conducta que se les quiera inculcar. Que sean lentos no significa que no lo pueden llegar a lograr”, indicó Nova.

Existen tres tipos de padres de hijos con este síndrome: los autoritarios, los permisivos y los democráticos. Según la especialista, los autoritarios se caracterizan por ser exigentes con sus hijos sin brindarles afecto. Los permisivos son al contrario: brindan demasiado afecto sin imponerles normas. “Lo ideal es que haya una combinación de amor y rigor con ellos y por eso se caracterizan los padres democráticos”, agregó. -El evento se realizó ayer en Managua-

DESARROLLO DEL LENGUAJE 

De acuerdo con Ana Adilia Cuadra, educadora de niños con necesidades especiales, existe la creencia errónea de que los niños y niñas con esta condición no tienen la capacidad de hablar o les cuesta desarrollarla. 

“Los padres deben estar claros que hablar se aprende hablando. Es importante que cada vez que los hijos piden algo con señas no se le dé hasta que lo diga, pero hay que enseñarles cómo decirlo. No hay que adivinarles nada, es mejor que lo diga. Ellos entienden perfectamente cuándo se les castiga y cuándo se les premia. Debemos hacerles la vida difícil, si todo se les sirve con facilidad no van a desarrollarse de una forma plena”, explicó Cuadra en la charla realizada en el Centro Cultural de España.

La dependencia tecnológica fue otro factor de la educación que se abordó en el encuentro. Ana Adilia Cuadra recomendó que se debe elegir bien la hora en que estos pequeños pueden ver televisión o estar en contacto con aparatos tecnológico. 

“Si a un niño se le da el desayuno en la cama y se le prende el tele mientras la mamá se está bañando para irlo a dejar a la escuela, o se le permite la televisión antes de la tarea o la comida no va hacer nada porque va querer seguir viendo tele y si no se le complace, se va a enojar. La tecnología disminuye sus capacidades sociales y se les debe controlar”, aconsejó Cuadra.

También: Indira rompe barreras

Los niños solos, sobreprotegidos y con una gran dependencia tecnológica, generalmente tienden a no hablar y no escuchar porque están acostumbrados a recibir meramente estímulos visuales.

INSERCIÓN ESCOLAR

A la hora de elegir en qué escuela deben ingresar a los niños y niñas con síndrome de Down, entre un colegio especial o regular, las especialistas recomendaron matricularlos en una escuela regular pero velar por su desarrollo.

“Si el niño en la escuela regular es como un adorno que no se involucra con los demás, ellos se dan cuenta que están siendo aislados. Ningún niño debe ser considerado ineducable, la educación es un bien al que todos tenemos derecho, en eso se deben basar para exigir la entrada”, sugirió Cuadra.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos (NIH por sus siglas en inglés), el síndrome de Down es una de las causas más comunes de anomalías congénitas. Es un trastorno genético en el cual una persona tiene 47 cromosomas en lugar de los 46 usuales. 

Los signos físicos comunes incluyen disminución del tono muscular al nacer, exceso de piel en la nuca, nariz achatada, uniones separadas entre los huesos del cráneo (suturas), pliegue único en la palma de la mano; y orejas y boca pequeña. Se detalla en el sitio web de la NIH.

Más: Hidroterapia ayuda y fortalece a niños con Síndrome de Down

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus