•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Qué se conmemora el 14 de septiembre? ¿Está relacionado con los festejos del 15 de septiembre?En este mes en los actos escolares los estudiantes de todo el país prometen solemnemente ante Dios, la patria “y nuestros héroes nacionales”, honrar y defender la bandera azul y blanco, símbolo de la independencia, libertad y soberanía.

Pero es precisamente en septiembre que entre algunos estudiantes se evidencia cierto desconocimiento sobre la vida de los héroes y muchos desconocen qué es lo que se celebra.

La mayoría no sabe que un costarricense, nacido en Alajuela, es héroe nacional de Nicaragua. Se trata de Juan Santamaría, un campesino que llegó al país para luchar en Rivas contra los filibusteros.

Por Emmanuel Mongalo y Rubio se celebra el Día del Maestro en Nicaragua y también es un héroe nacional. Incendió un mesón en Rivas donde se concentraban filibusteros estadounidenses.

El 14 de septiembre se conmemora el 160 aniversario de la Batalla de San Jacinto y el 15 de septiembre el 195 aniversario de la Independencia de Centroamérica.

El Nuevo Diario presenta el detalle de los héroes y próceres más destacados en esos acontecimientos.

Andrés Castro (Managua, 1831– Managua, 1876)

Era un campesino y soldado nicaragüense que se destacó durante la Batalla de San Jacinto, el 14 de septiembre de 1856, cuando sufrió un disparo en un pierna, que lo dejó cojeando por el resto de su vida, según se detalla en un documento disponible en la página web de la Asamblea Nacional, que recoge información de las personas que son declaradas héroes nacionales en el país.

Andrés Castro desde niño mostró interés por la vida militar. A la edad de 23 años se enlistó en la milicia cuando empezaba una nueva guerra civil en Nicaragua. Se afilió a las fuerzas de Fruto Chamorro (primer presidente de Nicaragua) y después en las del general Tomás Martínez. El 21 de octubre de 1855, en Tipitapa, fue ascendido al grado de sargento.

En los días finales de agosto de 1854 el coronel José Dolores Estrada fue asignado con cien hombres para organizar una expedición en la Hacienda San Jacinto —detalla el documento de la Asamblea Nacional—, en esa partida se integró Andrés Castro, llevando un fusil de chispa, el cual para dispararlo debía llevarse a cabo un proceso que tomaba algunos minutos. Era un arma muy desventajosa frente a los rifles de repetición que llevaban los filibusteros.

Justo esos minutos que le tomaba cargar el fusil y viendo que iba a ser atacado, Castro se enfrentó a los filibusteros que pretendían tomar el control de la hacienda. El sargento tomó una piedra y con ella derribó a un filibustero.

Su acción se registró como un acto heroico.

Murió a manos de un conocido “por un problema de faldas”, especifica la Asamblea Nacional. Sus restos fueron enterrados en el Cementerio San Pedro, aunque años después su familia los exhumaría para trasladarlos a otro lugar cercano a Tipitapa. Fue declarado héroe nacional el 20 de octubre de 1982 por la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional.

Juan Santamaría (Alajuela, Costa Rica, 29 de agosto de 1831 - Rivas, Nicaragua, 11 de abril de 1856)

Un costarricense es héroe nacional de Nicaragua. Se trata de Juan Santamaría, quién quemó el llamado “Mesón de Guerra” en Rivas, durante la denominada “Batalla de Rivas” el 11 de abril de 1856, en el marco de la Campaña Nacional de 1856-1857 y la Guerra Nacional de Nicaragua. En dicho mesón, se encontraban los filibusteros comandados por William Walker.

La Asamblea Nacional de Nicaragua, que posee documentos de la vida de estos héroes nacionales, afirma que a partir de que Juan Santamaría ofrendó su vida en la “Batalla de Rivas”, su acto heroico permaneció en el recuerdo de sus compañeros de armas; sin embargo, en la década de 1860, ese acto empezó a ser conocido más ampliamente en Costa Rica.

En su país también fue declarado héroe nacional, en abril de 2011 y el principal aeropuerto costarricense lleva su nombre.

En el artículo 2 de la Declaración de héroe nacional de Juan Santamaría, se destaca que el costarricense fue un “heroico soldado centroamericano que con vocación internacionalista luchó al lado del pueblo de Nicaragua en la gesta contra el invasor yanqui”.

Más: ¿Quiénes son los héroes nacionales de Nicaragua?

Emmanuel Mongalo y Rubio (Rivas, 21 de junio de 1834 – Granada, 1 de febrero de 1874)

Fue un maestro que participó en la Batalla de Rivas en junio de 1855 contra los filibusteros de William Walker, durante la Guerra Civil o Guerra Nacional de Nicaragua.

En 1855, cuando impartía clases, “se enteró que unos filibusteros norteamericanos llegaron a Rivas con el propósito de tomarse la ciudad de Granada”, recoge la Asamblea Nacional. En el sitio se explica que el maestro Mongalo sabía que los norteamericanos manejaban muy bien el rifle de repetición y que sería difícil expulsarlos de sus posiciones, una de estas es la casa de Máximo Espinoza, conocida como “el mesón”. Ante esa situación, los dirigentes de la defensa ofrecen una recompensa de 50 pesos plata para quien logre iniciar un incendio en el lugar que obligue a huir a los filibusteros. Se presentan dos voluntarios: Felipe Neri Fajardo y el maestro Emmanuel Mongalo y Rubio.

Consiguieron su propósito. En el documento del legislativo se describe que luego de realizar la operación, buscaron a los dos hombres para pagarles la recompensa, pero el maestro Mongalo expresó: “Lo hice por la patria, no por el dinero”, y rechazó el pago.

El primer considerando de decreto que lo promulga como héroe nacional dice que “la intervención filibustera de 1855, que trató de arrebatar la soberanía a Nicaragua y a los demás países de Centroamérica, fue rechazada gracias al heroísmo y la entrega de humildes hijos del pueblo, artesanos como Andrés Castro, maestros de escuelas como Emmanuel Mongalo y campesinos como Juan Santamaría, venido de Costa Rica a luchar contra el invasor”.

Murió el primero de febrero de 1874 y fue enterrado en la Iglesia La Merced de Granada, pero luego sus restos fueron exhumados para ser llevados a Rivas, su ciudad natal. En 1980 fue declarado oficialmente Héroe Nacional. En honor a su gesta patriótica el 29 de junio ha sido declarado “Día del Maestro Nicaragüense”.

Próceres

Miguel Larreynaga (Telica, León, 29 de septiembre de 1772 – Ciudad de Guatemala, Guatemala, 28 de abril de 1847).

Contribuyó en la Independencia de Centroamérica. Participó en las tres etapas del proceso independentista: la Ilustrada (1794-1809), la Constitucional (1810-1820) y la propiamente Independentista (1821-1823). En la primera, contribuyendo ideológicamente a prepararla desde la Sociedad Económica de Amigos del País y la Gaceta de Guatemala; en la segunda, como individuo en 1813 de la Junta Provisional de Guatemala ante las Cortes españolas y al año siguiente, como diputado por la provincia de Nicaragua; y en la tercera, como se dijo, integrando el bando criollo que proclamó la independencia el 15 de septiembre de 1821 ante la presión, apoyada por la plebe, de los próceres liberales. 

Su actitud conservadora la corroboró al adherirse el 5 de enero de 1822 al Imperio Mexicano y se convirtió en diputado de su Congreso.

Miguel Larreynaga fue miembro de la llamada “Junta Consultiva”, de la nueva entidad política, libre e independiente de España del 15 de septiembre de 1821.

También: Rubén Darío será el nuevo héroe nacional de Nicaragua

General José Dolores Estrada (Nandaime, Granada, 16 de marzo de 1792 – Managua, 12 de agosto 1869)

En el caso del general José Dolores Estrada se revela que durante los años de su juventud se dedicó a la agricultura. En uno de los combates efectuados en la ciudad de Granada fue herido, aunque no se especifica en qué parte de su cuerpo.

Es el primer nicaragüense en ser declarado héroe nacional, el 17 de agosto de 1971, a través de Decreto 1889. Por su célebre acción heroica en la Guerra Nacional para lograr la expulsión de los filibusteros del país, José Dolores Estrada mereció condecoraciones como la del 25 de junio de 1857, “cuando las tropas de William Walker habían sido expulsadas del país, el nuevo gobierno binario compuesto por Tomás Martínez y Máximo Jerez, le concedieron el grado de General de Brigada”, de acuerdo con documentos de la Asamblea Nacional disponibles en su web.

En septiembre de 1856 es designado a la defensa de la Hacienda San Jacinto y dirigió a las tropas nicaragüenses en la histórica victoria de la Batalla de San Jacinto contra los filibusteros del estadounidense William Walker, el 14 de septiembre de 1856, y lograron expulsar a las últimas fuerzas filibusteras.

Murió el 12 de agosto de 1869 en Managua en el ejercicio de sus funciones de comandante general de los Ejércitos de la República. Fue sepultado en la parroquia Santiago de Managua, luego Catedral Metropolitana.

Presbítero Tomás Ruiz (Chinandega, 10 de enero de 1777 – Chiapas, México, 1819)

Participó en la conspiración conocida como la conjura del Convento de Belén, en 1813. Fue capturado, sometido a torturas y condenado a la horca. Se le mantuvo en prisión por casi siete años engrillado, incomunicado y con grandes privaciones, como no ver el sol. Funcionó como activista de la independencia en dos ámbitos: en su provincia natal (encabezando el movimiento subversivo de El Viejo, en 1805, contra las autoridades españolas y divulgando “doctrinas revolucionarias”) y en la capital del Reino de Guatemala (dirigiendo la conjura del Convento de Belén a finales de 1813). Ningún otro se atrevió directamente a negar el sistema monárquico (planteando sustituirlo por el republicano) y a mantener viva, aún desde la cárcel, la propaganda independentista.

Solo hay una heroína

DECISIÓN. El 11 de marzo de 2014 la Asamblea Nacional aprobó la creación del título de heroína nacional.

Pese a que Rafaela Herrera es considerada como tal, aún no se le otorga el reconocimiento.

Solo una nicaragüense ha recibido la distinción: Blanca Aráuz, quien fuera esposa del general Augusto C. Sandino, a quien la Asamblea Nacional le otorgó el mérito el año pasado.

Fuentes: páginas web de: Asamblea Nacional y Ministerio de Defensa

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus