•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el rescate del perro Lucito, Ilse Díaz, directora de la Organización Nicaragüense Ambiental, comenzó hace 4 años la misión de proteger a los animales callejeros y víctimas de maltrato en Masaya.

“Las personas empezaron a apoyarnos con comida, luego vimos que era demasiada comida y entonces salimos a la calle a dar de comer a los perros callejeros, repartíamos de 10, 20 a 50 libras de comida”, recuerda Díaz cuando daba los primeros pasos de la organización.Ilse Díaz, directora  de la Organización  Nicaragüense  Ambiental.

Sin respaldo oficial de ninguna institución, Díaz y un grupo de colaboradores conformaron la Organización Nicaragüense Ambiental (Orgnicamb) y alquilaron una casa para dar refugio a los perros más enfermos, pero a los 6 meses los corrieron porque tenían demasiados canes.

Los rescatistas, sin embargo, no se dieron por vencidos y arrendaron otra casa frente a la entrada de emergencias del hospital Humberto Alvarado, en Masaya, donde ahora funciona el Hogar Lucito y Orgnicamb.

NECESIDADES

“Tratamos de ayudar a todos los perros, pero lastimosamente no podemos ayudar a todos los perros y gatos de la calle, porque no contamos con fondos ni con personal, somos 5 personas comprometidas con este proyecto, pero hay alrededor de 20 voluntarios que brindan su tiempo libre para cuidar a los perros”, dice Díaz.

El trabajo ha sido arduo en estos 4 años, ya que Orgnicamb ha rescatado a más de 600 perros, de los cuales 100 han sido víctimas de maltrato.

Díaz explica que algunas personas donan alimentos, medicinas y artículos de limpieza, pero con tantos animales bajo su resguardo son muchas las necesidades, por lo cual impulsan diversas actividades para recolectar fondos.

“La necesidad es grande, por lo que tenemos varios proyectos, como baños medicados a domicilio, servicio de fumigación, corte de pelo, las eco giras (que con eso pagamos el alquiler del hogar), también atención veterinaria a bajos costos, se hacen sillas, camas hechas con llantas, casitas para perros recicladas y bazares”, detalla Díaz.

Orgnicamb efectuó un bazar para recaudar fondos.El alquiler de la vivienda que sirve como refugio cuesta US$250 al mes. A ese monto debe sumarse la compra de comida para los animales rescatados, el pago de los servicios básicos y otros tipos de emergencia que requieren de transporte.

El gasto mensual promedio de Orgnicamb oscila en los US$1,000, precisa Díaz.

LOS VOLUNTARIOS

Hasta ahora, con el voluntariado han logrado mantener en pie el proyecto, aunque en su página de Instagram, Orgnicamb pide ayuda a las personas para las labores de aseo y entretenimiento de los animales.

Entre los voluntarios, señala, hay veterinarios que apoyan en las jornadas que realizan y un ingeniero en computación, quien una vez al mes dona parte del dinero de lo que hace.

Los servicios de esos voluntarios son promovidos en la página de Facebook de Orgnicamb.

PESCANDO EN LAS REDES

Sergio Ramírez es un veterinario que tiene tres años y medio de trabajar con Orgnicamb y dice que se unió a ellos cuando vio en Facebook el caso de un perrito rescatado, al cual comenzó a llevarle alimentos.

Entre una visita y otra, un ladrido y otro, Ramírez se convirtió en miembro de Orgnicamb, que protege el ambiente, la flora y la fauna.

“Prácticamente estoy en la atención médica, tanto en el albergue como en las diferentes jornadas de esterilización, vacunas, desparasitación. Los principales problemas con que llegan las mascotas son desnutrición, sarna, garrapatas, anemia y perros con tumores”, refiere Ramírez.

El voluntario comenta que unas de las principales actividades que realizan para recaudar fondos son las colectas.

En un principio, tomaban los potes de leche y los decoraban con los logos del hogar Lucito. Viajaban de Masaya a Managua y en el sector de Metrocentro solicitaban ayuda económica.

Con lo que recaudaban compraban alimentos y medicamentos.

¿QUIERE ADOPTAR?

Díaz mencionó que los animales bajo el resguardo de Orgnicamb pueden ser adoptados y los requisitos son: ser mayor de edad, querer y respetar a los animales, llenar un formulario, tener recursos para cubrir las necesidades de la mascota (perro o gato).

La dirigente advierte que tener a una mascota enferma o amarrada y sin comer, no es correcto.

A los interesados también solicitan los recibos de agua y luz, para corroborar la dirección de la casa donde estarán las mascotas.

“El interesado también debe preguntarse qué va a hacer (con la mascota) en caso de que pierda el empleo y qué pasará si se separa de su pareja, porque un perro no es un peluche, es un ser que necesita comer, beber y hacer sus necesidades, requiere cuido porque es como tener un niño”, explica Díaz.

LA POLICÍA AYUDA

Orgnicamb recibe el respaldo de la Policía Nacional cuando tienen que rescatar a un animal que sufre maltrato de su dueño, aunque Díaz lamenta que solo se haga una mediación y no se castigue al maltratador.

“Es que la Ley (de Protección y Bienestar de Animales Domésticos y Animales Silvestres Domesticados) no está reglamentada y es una lucha que tenemos desde hace años para que la ley se reglamente, tenemos la meta de recoger 60,000 firmas para entregarla a la Asamblea Nacional, porque los animales tienen derechos”, afirma Díaz.

Exigen respeto a los animales

DEMANDA • Ilse Díaz, directora de la Organización Nicaragüense Ambiental, indica que si a las personas no les gustan las mascotas, deben respetarlas, aunque sean callejeras.

“¿Qué sentirían ustedes si estuvieran en la calle, enfermos y con el estómago vacío? Y ver cómo las personas comen y el perro se acerca por hambre ¿Y qué hacen las personas? Les arrojan agua, le lanzan piedras y son perros que crean trauma y miedo a las personas y lo único que quieren es comida o agua, no piden nada más”, manifiesta Díaz.

“No hay que hacer daño, ni una vida vale más que otra y acá existimos en el planeta con las demás especies”, agrega Díaz.

Mercedes González, una habitante de Masaya, valora como oportuno el trabajo que efectúa esta organización.

“Es necesario tomar conciencia, porque son seres vivos que necesitan de cariño y cuido y si no vamos a ser responsables, pues es mejor no tener una mascota”, opina González.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus