•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua se ubica en el puesto 13 dentro de 18 países de la región en tener un bajo nivel de confianza interpersonal, indica el Latinobarómetro.

En ese informe se consultó a la población latinoamericana sobre la confianza interpersonal y concluye que en general se reporta una disminución en esa percepción, que comenzaron a estudiar desde 1995.

“Ahora el déficit de confianza está ocurriendo en un momento donde se mezclan las bajas perspectivas económicas en la región con las altas demandas de los ciudadanos hacia los gobiernos”, señala Latinobarómetro.

La pregunta que hicieron a los nicaragüenses fue: ¿Hablando en general, diría usted que se puede confiar en la mayoría de las personas o que uno nunca es lo suficientemente cuidadoso en el trato a los demás?

Solo el 18% contestó que sí confía en las demás personas.

En la región, en el primer lugar de nivel de desconfianza está Brasil, con el 3%, y le sigue Costa Rica, con el 10%.

LOS PRINCIPALES PROBLEMAS

Por otro lado, el informe precisa que los problemas económicos y la violencia intrafamiliar son las principales preocupaciones que atañen a los nicaragüenses.

Este estudio de opinión pública recogió los datos con base en más de 20,000 entrevistas entre mayo y junio de este año en las regiones participantes, representando cerca de 600 millones de habitantes, con un margen de error de alrededor del 3% por país.

En cuanto a la categoría de los problemas económicos, que fue mencionado por el 62% de los consultados, la desocupación ocupa el primer puesto en Nicaragua, así como en Costa Rica y Paraguay.

En la quinta encuesta electoral de M&R Consultores, presentada este lunes en Managua, se revela que el 51.6% de los nicaragüenses prefiere un candidato a la presidencia, cuya principal promesa de campaña sea la generación de empleos y el mejoramiento de los salarios.

La proporción de latinoamericanos que menciona alguna de las categorías de los problemas económicos suma el 37%, seguido de la delincuencia con el 25%, incluyendo respuestas como pandillas y violencia, mientras que otras problemáticas alcanzan proporciones de un solo dígito, como la corrupción con el 7%, la política con el 5%, la educación con el 4% y la salud con el 4%.

“La brecha entre el problema económico y la delincuencia en Latinoamérica aumenta respecto del año pasado de 8 a 12 puntos porcentuales, habiendo sido de 6 puntos porcentuales en 2013. Es decir, se acentúa la importancia de los problemas económicos por sobre los problemas de la delincuencia”, indicó el estudio.

VIOLENCIA EN CASA

A los latinoamericanos también se les preguntó cuál cree que sea la forma de violencia más dañina para el desarrollo del país, a lo que contestaron que no es la que enfrentan ante la delincuencia en las calles, sino la violencia intrafamiliar en casa, ya sea hacia las mujeres o los hijos.

De acuerdo con eso, el 57% de los nicaragüenses dijo que la violencia intrafamiliar con mujeres es la forma más dañina, el 44% expresó que la violencia intrafamiliar con niños y el 39% la violencia en las calles.

“A medida que va pasando el tiempo la sociedad se ha ido desmejorando en el sentido familiar, por eso es que ahora vemos que la violencia no predomina en las calles, sino en las casas, el núcleo familiar se ha ido rompiendo, los roles de los padres han cambiado, también la cultura de estrés que vive cada uno de los familiares, porque se resuelven las cosas bajo estados de ánimo impulsivos que al final llevan a la violencia”, comentó  el psicólogo Julio César Jiménez.

Añadió que la violencia se ha establecido en las casas por otros factores, como la educación, los valores en las escuelas y en la sociedad misma. Añadió que la violencia intrafamiliar ha venido tanto en aumento que cambiar ese patrón se ha vuelto difícil, aunque de no hacerlo el ciclo podría resultar aún más desastroso.

  • El Latinobarómetro consultó a 20,000 personas de 18 países de la región. En Nicaragua la principal preocupación está vinculada al tema económico y no al de seguridad ciudadana.

“Si esos niños ahorita están creciendo en un ambiente de violencia, cuando lleguen a ser adultos van a considerar la violencia normal, van a tratar de resolver todo de esa manera, lo que provocará que el ciclo se perpetúe”, expresó Jiménez.

Datos del departamento de estadística del Instituto de Medicina Legal (IML) revelaron que en mayo de este año hubo un total de 466 denuncias por maltrato entre parejas, 196 por maltrato entre familiares, 24 denuncias por maltrato a personas de la tercera edad y 54 por maltrato infantil.

La distribución de la violencia

REGISTROS • El 40% de todas las formas de maltrato en Nicaragua se registraron en Managua, mientras que el 17% en la zona Oriental, el 13% en la zona Occidental y el 6% en las Segovias, destacan las estadísticas del Instituto de Medicina Legal (IML).

En cuanto al rango de edades, la violencia entre parejas y familiares se manifestó mayormente entre el grupo de los 25 a 39 años.

Cuando el Latinobarómetro consultó a los nicaragüenses si algún pariente había sido asaltado, agredido o había sido víctima de un delito en los últimos doce meses, el 33% respondió que sí.

También se les preguntó sobre qué tanto se preocupan de poder ser víctima de un delito de violencia, a lo que el 24% contestó que sí.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus